Rompiendo Barreras Edición 103 - Otoño 2014

  0 views

Defensa pública. En este número, los miembros de la ICR y la IRA describen cómo ellos y otros han salido fuera de los muros de la iglesia para abogar por las personas con discapacidades.

Voces de esperanza y nuevos sueños

por Judyth Thomas
Iglesia Calvary Reformed, Holland MI

Tengo un típico hijo norteamericano llamado Jon David. Durante sus años de enseñanza secundaria poco a poco fue entrando en la oscuridad de la esquizofrenia. No había un remedio que pudiera aliviar las voces que le tormentaban día y noche. El hermoso cerebro de mi hijo terminó sin paz ni esperanza.

Después de muchos años de sufrimiento a través de las dificultades de la enfermedad mental, él terminó quitándose la vida cuando tenía 24 años.

Mi camino como defensora por las personas con enfermedades mentales no terminó con la muerte de mi hijo. A causa del dolor y sufrimiento de la vida y muerte de Jon David, Dios me dio junto a otras madres una visión. Uno de los desafíos más críticos para las personas con enfermedades mentales es la carencia de un hogar apropiado y que pueda mantenerse.

Un año antes de la muerte de mi hijo Jon, en Holland, MI se fundó el Ladder Homes. Nuestro primer hogar contaba con ocho habitaciones privadas con una sala de estar para los varones. A través de los años adquirimos cuatro departamentos para mujeres, madres solteras y matrimonios. Además de un hogar adecuado, proveemos apoyo para el manejo de los casos y abogacía para nuestros residentes.

Los tambores de Jon David (era un percusionista ávido) como también las voces que le atormentaban quedaron en silencio. Sin embargo claras voces de esperanza y nuevos sueños se pueden escuchar de los residentes de Ladder:

  • “Lader apoya mucho. Manejamos la casa, tomamos la iniciativa y hacemos los trabajos. Creamos nuestra propia familia y grupo de apoyo, y de forma genuina nos cuidamos”.
  • “No quiero irme de Lader. Es mi hogar”.
  • “Lo favorito de Ladder son las visitas del agende de casos. Ladder es un paso más para tener calidad de vida. A través de Ladder siento que Dios me ha ayudado a aceptar mis debilidades y entender mis fortalezas”.

Después de 23 años, Ladder sigue siendo demostrando el amor de Dios por sus hijos que viven con enfermedades mentales. Y yo trabajo con ellos en recuerdo de mi precioso hijo.

Para más información sobre el Ladder Homes se puede obtener en www.ladderhomes.org, y en His Drums Fell Silent, The Voices Still Speak, un libro que comparte mi trayecto con Jon David y Ladder Homes.

Apoyando “el espíritu del niño”

por Jane Brown
Iglesia Reformada Meredith Drive, Des Moines IA

Por más de 80 años, el ChilServe (CS), en Johnston, IA se ha dedicado a cuidar, apoyar y abogar por los niños y sus familias en el centro de Iowa en las necesidades de la salud. A través de estos años CS (www.childserve.org) ha añadido más servicios para suplir las necesidades de la comunidad, partiendo de una casa que cuidó a un pequeño número de niños convalecientes de enfermedades a una organización que provee residencia múltiple y servicios comunitarios anualmente a más de 2.500 niños.

Dé una vuelta por las dependencias y verá su enfoque principal: “Creer en el espíritu del niño”.

“Sea que un niño viva en ChildServe o en un hogar con una familia, CS va al lado con el apoyo que necesitan como también se esfuerza por nuevas y mejores maneras de cumplir nuestra misión de trabajar junto a las familias para ayudar a los niños con necesidades especiales de salud para que tengan una vida grata”, dice el director Lloyd Vander Kwaak, quien tiene sus raíces en la IRA y la ICR.

Como pastor que recientemente se ha jubilado y que ahora se ofrece como voluntario como capellán del equipo paliativo, mi papel es escuchar, orar, y caminar con los niños, las familias, y el personal. Algunos de los momentos emotivos personales incluyen:

  • Bautizar a un bebé de 5 meses que está rodeado de amor por un personal que lo cuida;
  • Reunirse con el personal que “aplaude” a un adolescente y la familia que pueden ahora ir a casa, que ha sido capacitado para vivir en un ambiente de patrones de vida familiar;
  • Mirar un partido de fútbol, elogiado por la ciudad y el estado, visitar a alguien de 12 años que jugó fútbol antes que un accidente la dejara inmovilizada;
  • Simplemente ver a un personal que de mil maneras abogan por los niños y las familias en su cuidado e interacción con los demás.

“Creo firmemente que hemos sido creados para vivir, trabajar, y servir en la comunidad”, dice Steve Barger, un miembro del personal, un miembro de la IRA que está estudiando para ser un pastor comisionado. “Estamos todos juntos en esto, y cada uno de nosotros trae dones, talentos y capacidades únicas para cada situación. Lo que me llevó a ChildServe por la misión en el compañerismo, que provee una oportunidad única en ayudar a las familiar a sobreponerse a las adversidades que generalmente alienan a estos niños de la sociedad y en los lugares de atención médica”.

Ya no hay más montañas por todo lugar

por Janna Kuiphof
Iglesia Central Wesleyan, Holland MI

Hay dos mujeres en mi comunidad que están trabajando en un proyecto increíble para ofrecer un hogar para personas con discapacidad físicas solamente. Sara Walters, miembro de la iglesia Niekerk en Holland, MI por años trabajó antes que pudiera vivir en forma independiente con su discapacidad física. Su meta es ayudar a otros a lograr la misma independencia que ella goza ahora.

Sara (quien utiliza una silla de ruedas automática) y Gwen Rubio (una madre soltera) sueñan con un hogar que tenga unidades que provean un lugar adsequible para que vivan personas con discapacidades físicas y para padres o madres de familia solteros. Debido a que los padres solteros a menudo enfrentan desafíos para encontrar un lugar apropiado y adsequible para vivir, los padres solteros ayudarían a los residentes con discapacidades a cambio de un pago de renta bajo.  Esta ayuda junto con aquellos que han sido contratados para proveer cuidado, beneficiaría a cada uno que viva en estas comunidades hogareñas.

Para aprender más sobre HOME Ministries (“Housing Opportunities ya no es más Mountains Everywhere”), contáctense por favor con Sara (sara_walters10@hotmail.com) o con Gwen (rubiogwen@yahoo.com).

Poder salir con una silla automática

por Ivan Mulder
Defensor regional de la ICR, Pella IA

El intercambio fuera del baño de mujeres en el aeropuerto de una gran ciudad sucedió más o menos así:
“Señor, usted no puede entrar ahí”.
“Pero mi esposa no puede trasladarse sola”.
“¡Voy a llamar a seguridad!”
“Hágalo. Voy a entrar con ella. Ella necesita mi ayuda”.

No es que me agrade entrar al baño de mujeres, pero si no existe un baño familiar no me queda otra opción.

La gente que vive con discapacidades puede educar a las personas que están en puestos de responsabilidad para cambiar los comportamientos y ambientes para que puedan capacitar en vez de discapacitar. Vivir con el reto de una discapacidad por 40 de los 53 años de matrimonio me ha provisto con una gran cantidad de oportunidades para abogar. Lo hemos hecho a nivel local y fuera de él, de forma privada y pública, en persona, a través de cartas, y utilizando los medios de comunicación.

Una limitación llega a ser una discapacidad cuando las actividades, los productos, los servicios, o el medio ambiente que puede ser accesible es inaccesible.

Por supuesto que requiere recursos financieros y tiempo para lograr las mejorías, pero nadie esperar que personas que tienen dificultades en su mobilidad puedan visitar los lugar públicos si éstos no tienen las comodidades que se necesitan.

Hace poco en el servicio el pastor de visita oró: “Señor, oramos por aquellos que gozan de buena salur puedan comenzar a entender que están enfermos”. La gente deja en claro a través de los obstáculos que pueden tolerar pero no necesariamente quiere decir incluir a personas con discapacidades, aunque no sea de forma intencional. Con un poco de cautela se puede hacer mucho de manera fácil y de bajo costo para disminuir o remover una discapacidad y permitir la participación de igual a igual con los demás.

Bucles magnéticos como un medio para alcanzar a otros

por Laura Cooper
Iglesia Delmar Reformed, Delmar NY

Con la presentación de tres bucles magnéticos en el mes de abril, la iglesia Delmar Reformed (IDR) en Delmar, NY, ha sido una defensora para aquellos que padecen de pérdida auditiva y continuar con la misión de tener acceso espiritual y educacional para todos.

Los adoradores con impedimentos auditivos y miembros del grupo comunitario que de forma regular utilizan las dependencias de IDR, ahora pueden acceder a un sonido amplificado en sus aparatos auditivos personales, sin necesidad de usar audífonos extras u otros medios de amplicación. Todo esto gracias a la instalación de los bucles de magnéticos en el santuario, en el salón social, y en la plataforma del coro.

Los adultos mayores del área van a IDR para asistir al Humanities Institute for Lifelong Learning (HILL), que provee clases a nivel universitario a bajo costo. El Friendship Singers y su audiencia puede gozar conciertos con los bucles. Los miembros de Quilters United In Learning Together (QUILT) comparten la alegría que tienen al contar con estos nuevos bucles.

Los ímpetus que hubo detrás del proyecto de los bucles comenzaron cuando el pastor David Corlett supo que muchos miembros de su congregación estaban teniendo dificultades para escuchar los servicios de adoración. Después de oir la presentación de Juliette Sterkens, una educadora y defensora para la Asociación de la Pérdida Auditiva de América, se desarrolló el plan de la IDR.

Con la ayuda de varios miembros de la congregación que tienen habilidades tecnológicas, Don Batille de Hearing Loops Unlimites instaló tres bucles en dos fin de semanas.

A menudo invisible en el trabajo

por Hank Kuntz
Defensor regional de la ICR, Classis Toronto

Miles de mujeres y hombres en edad de trabajar que viven con una condición de discapacidad desean tener un trabajo. Muchos se han rendido tratando de encontrar uno. Alrededor del 17 por ciento de esta población tiene algún tipo de discapacidad, y más de la mitad de las personas en edad de trabajar con discapacidad están desempleadas.

¿Qué tan visible son las personas con una discapacidad visible en su lugar de trabajo? La discriminación que enfrentan otros grupos no tiene nada que ver con las capacidades. Por definición las personas con discapacidades enfrentan diferentes tipos de obstáculos. Debido a que no tienen una amplia gama de habilidades que las personas con cuerpos capaces, necesitan buscar la manera de utilizar sus habilidades y contribuciones en los lugares de trabajo.

A pesar de la mucha retórica en nuestros lugares de trabajo no es mucho lo que hemos para ayudar en la causa de aquellos con discapacidades. Las buenas intenciones no son suficientes para salvaguardar o promover un empleo que integre a aquellos que viven con una discapacidad. No es suficiente proveer un empleo. No podemos discriminar con diferencias en los sueldos y ver a las personas con una discapacidad como “trabajo barato”.

El lugar de su trabajo es donde puede comenzar a hacer una diferencia. Hay muchos programas disponibles tanto a nivel provincial como federal para tener a las personas con discapacidad listas para trabajar o para apoyar en los salarios. Tome un momento para ver si conoce a alguien con discapacidades visibles o invisibles y que pueden tener un trabajo. De ser así, llévelo con sus colegas, su jefe, su familia, y sus amigos. Llévelo a las reuniones de trabajadores u organizacionales.

Recuerde, la verdadera ayuda para las personas con discapacidades quiere decir también respetarlos como personas. Eso quiere decir no aprovecharse de ellos, o deshacerse de ellos pensando que es “imposible” o “es muy costoso” ayudar. (Abridged y es reimpreso con permiso de The Guide, publicación de Labour Association of Canada de Enero/Febrero 2.000).

Nota del editor: Una misión de defensa

Cuando Dios trajo a nuestras vidas a nuestra primera hija Nicole con múltiples discapacidades, mi esposa y yo abogamos por ella con el personal médico y terapéutico, maestros, trabajadores sociales, e incluso con los amigos y familiares. Por ejemplo, debido a que Nicole era extremadamente frágil en los inicios de su vida, nadie que tuviera moquillo podía estar en nuestra casa. Ahora, la abogacía ha llegado a ser parte de mi identidad.

Los ministerios para Asuntos para la Discapacidad de la IRA y la ICR abogan por las personas que tienen discapacidad para que las iglesias puedan crecer y llegar a ser verdaderas comunidades cristianas donde las personas con y sin discapacidades pertenezcan como iguales y utilicen sus dones en el ministerio.

La abogacía es necesaria también con el gobierno local, estatal y provincial, y también federal para que las personas con discapacidades puedan participar de una forma significativa en la sociedad y en la iglesia. Las personas con discapacidades no pueden participar en la vida de la iglesia si no tienen el apoyo en el resto de sus vidas. Ellas necesitan transporte, personal que les ayude, el equipo necesario, cuidado médico. Sin embargo en Norteamérica el financiamiento para estos servicios y equipos necesarios no proviene de las iglesias sino del gobierno y otras instituciones.

En Canadá los Asuntos para la Discapacidad ha abogado contra la legislación de “el derecho de morir” y por un cuidado paliativo. En Estados Unidos los Asuntos para la Discapacidad de la IRA y la ICR se han unido en la Interfaith Disability Advocacy Coalition (aapd.com/idac) para abogar por pólizas públicas que provean una cuidado médico adecuado, por el apoyo de comunidades de vida independiente, empleo, y educación para las personas con discapacidad.

La abogacía es parte de nuestra misión como creyentes, y parte del carácter mismo de Dios. Jesús prometió, “Y yo le pediré al Padre que les mande otro Defensor, el Espíritu de la verdad, para que esté siempre con ustedes”. (Juan 14:16-17 DHH).

—Mark Stephenson

Carta

Leyendo en la edición sobre el dolor crónico hizo que le escribiera. Hace poco fui diagnosticado con una leve forma de trastorno bipolar después de haber pasado 40 años tratando de encontrar por qué era de la forma en que era. Mucho de ese tiempo me sentí culpable, enojado, y deseaba que la vida se terminara. Después de leer la descripción del trastorno bipolar, por fin pude motivarme e ir al médico para que me refiriera a un siquiatra. Ahora que tomo mi medicina que nivela mi carácter, soy otra persona. Aliviando el dolor y la ansiedad puedo vivir con lo que ha cambiado mi vida junto a mi fiel esposa y mis cuatro hijos. Es tiempo de poner más atención a los asuntos de las enfermedades mentales que la gente sufre y esconde de los demás porque sienten miedo.

—Marian Van Tol

Más en línea

Debido al poco espacio en la edición escrita, existe más información sobre estos artículos de Rompiendo Barreras, más una carta al editor que usted puede encontrar en línea (www.crcna.org/disability y www.rca.org/disability).

Posted in:
  • Disability Concerns > Breaking Barriers > Spanish
  • Resource > Newsletter or Periodical

Let's Discuss…

We love your comments! Thanks for your help upholding the Community Guidelines to make this an encouraging and respectful community for everyone.
© 2014 Christian Reformed Church in North America. All rights reserved.
For website questions or corrections, use the feedback tab at right or contact us.