Rompiendo Barreras Edición 82 - Verano 2009

  18 views

Enfrentando el desastre: Una guía para las familias y aquellos que apoyan a los adultos con discapacidad mental.

Nota del editor: este es un trozo de un artículo que salió 6 semanas después del ataque que EEUU recibió el 11 de Septiembre del 2001. Sin embargo las herramientas para enfrentar y reaccionar que aquí se describen, se pueden usar en cualquier situación difícil. Este artículo ha sido tomado del Project Cope (www.projectcope.net) una página del internet que ya no existe. Este artículo ha sido copiado con el permiso correspondiente. Esta guía es un producto del Project Cope del Westchester Institute for Human Development (WIHD), el University Center for Excellence in Development Disabilities Education, Research, y Service at the Westchester Medical Center en Valhalla, NY. La guía fue escrita por Marilyn Vitale, M.A., Daniel Crimmins, Ph.D. y Anne Farrel, Ph.D.

Reacciones frente al trauma

Los adultos que tienen discapacidad mental varían en su entendimiento de los eventos del 11 de Septiembre. Muchos reaccionaron con un estado de shock, tristeza, ansiedad y rabia. Otros no tenían la habilidad de expresar sus sentimientos con palabras, sin embargo mostraron un cambio en su comportamiento. Otros no mostraron ningún sentido de los eventos, pero estaban molestos por las reacciones de aquellos que viven en sus casas. Aun así no había una reacción visible. Los miembros de la familia, aquellos que proveen apoyo, y adultos con discapacidad mental nos dieron los siguientes ejemplos de reacciones específicas:

• Miedo. Una reacción común era la preocupación por la familia y el deseo de llamarlos. Algunos se sentían inquietos porque no podían comunicarse con ellos en forma inmediata. Otros tenían miedo de tomar el transporte público o se sentían preocupados pensando que sus casas no eran seguras.
• Confusión y mal entendimiento. Algunos no entendieron la gravedad del asunto, con la excepción que parecían estar más desconectados. Otros parecían muy inquietos cada vez que la televisión mostraba los eventos ocurridos.
• Molestos por la interrupción en la rutina. Muchos estaban muy molestos porque su rutina había cambiado. Especialmente cuando las actividades favoritas fueron canceladas o los programas favoritos de la televisión no los mostraban.
• Retraimiento. Muchos no mostraron ningún tipo de reacción frente al trauma, con la ecepción de estar más retraídos que lo normal. Otros estaban muy molestos y no querían hablar del asunto.
• Aumento en problemas de conducta. Un buen número de familiares y de aquellos que proveen cuidado informaron una alteración en los comportamientos y que antes no ocurrían. Dos de ellos comenzaron a pegarse cuando un grupo conversaba acerca del ataque. Para ambos, el comportamiento era mucho más fuerte que lo que habían mostrado hace unos meses atrás. Una mujer repetía “yo no fui” cada vez que se hablaba del ataque. Otro, que tenía arranques de ira, comenzaba a tirar sillas cuando oía hablar del ataque.
• Distracción. Un buen número de ellos informaron tener dificultades para concentrarse en los quehaceres de la casa y en sus actividades de trabajo.
• Mal dormir. Muchos informaron dificultad para dormirse, tenían problemas de dormir, o despertaban muy temprano en la mañana. Otros tenían sueños perturbantes. Para muchos el mal dormir se asociaba con las noticias que se veían en la televisión momentos antes de ir a acostarse.


Apoyando y enfrentado la recuperación

Hay una gran variedad de estrategias específicas que se pueden usar para ayudar a las personas que tienen discapacidad mental a cómo reaccionar frente al desastre. Note que ahora – seis semanas después de los ataques – hay dos factores que influyen en la reacción frente a los eventos del 11 de Septiembre. El primero es la reacción individual de cada persona frente al desastre y los eventos siguientes. El segundo incluye las reacciones de los familiares, compañeros de trabajo, compañeros de casa y personas que proveen cuidado. Las siguientes estrategias fueron consideradas durante los dos a tres meses siguientes:

• Atención al entendimiento. Monitorear las reacciones a medida que ocurren los eventos y cómo se muestran en la televisión. Preguntar y responder a las preguntas utilizando un lenguaje que la persona pueda entender. Escuchar con atención las preguntas y las conversaciones. Hacer preguntas que obliguen a una respuesta específica, como por ejemplo “¿qué dicen las personas en el trabajo acerca de lo sucedido?” De tiempo para que contesten. Esté atento a algún mal entendimiento o interpretación incorrecta. En forma paciente repita la información correcta y las veces que sea necesario.
• Mantener la rutina. Continuar con los horarios de las actividades y mantener la rutina familiar tanto como sea posible. Trate de no cancelar actividades en forma innecesaria. En caso de que la televión siga mostrando los eventos del mundo, ponga un video o apague el televisor, o realizar juegos de mesa.
• Reconozca los miedos. Ponga atención a lo que están sintiendo. Use visuales para aquellos que tienen dificultades para expresarse. Corrija los malos entendidos que aumentan el miedo. Muchos están preocupados por el anthrax. Revise las noticias oficiales. Provea seguridad en forma realista en cuanto al riesgo o infección del anthrax. Consulte con un doctor si la preocupación continúa.
• Observe el contexto de la expresión del miedo. Verifique si la repetición de expresar el “miedo” no se haya desarrollado con el propósito de ser el centro de atención o no hacer alguna actividad. Si es así, planifique tareas específicas y en lugares donde puedan manejar el miedo. Canalize los temores en discusiones.
• Asegúrese que se sientan seguros en sus casas. Revise el plan de evacuación que exista en el hogar. Actualice la lista de las cosas esenciales para cada miembro de la familia, que incluya medicinas, las pertenencias favoritas, nombres y teléfonos de los miembros de la familia, y cualquier cosa que se pueda tomar en un viaje nocturno. Revise la lista con cada uno. Muestre los elementos mencionados si la persona no entiende la conección entre la lista y los elementos. Asegúresle a los que usan sillas de ruedas, a los que tienen dificultad en caminar y a los que les cuesta ver que tendrán la ayuda necesaria. Las personas que viven en departamentos de apoyo puede que no tengan alguien cuando necesiten escapar. Es por eso que es importante que tengan la lista y sepan en forma exacta a quien llamar y donde ir si es necesario. Provea soluciones efectivas a aquellos que están preocupados – por ejemplo, que el paquete de los primeros auxilios tenga todo lo necesario y que tengan los números teléfonicos de emergencia.
• Practique el plan de escape. Practique en forma calmada el plan para que se les haga familiar y cause menos estrés. Entienda que esta practica puede aumentar el nivel de ansiedad porque es un cambio en la rutina o un recuerdo de hechos desagradables. Utilice el ensayo como una oportunidad de mantener la calma cuando hay estrés. Después de varias practicas, normalmente la ansiedad va a disminuir y el seguir el plan será automático. Termine la practica con algo positivo. Haga comentarios a los ejemplos de reaccionar postivamente.
• Contacto con la familia. Durante períodos de estrés, anímelos a que se contacten con la familia o amigos cercanos. Desarrolle un horario para asegurar esta habilidad. Anime a los que proveen apoyo que no son miembros de la familia, que tengan una lista de los familiares disponibles que puedan contactar. Si tiene que haber un escape, contacte la familia en forma inmediata.
• Esté atento a las reacciones individuales Escuche lo que dicen y hacen. Converse acerca de lo ocurrido en forma individual. Los grupos de discusión grande puede ser contraproducivo para algunos, porque puede haber algunos que estén demasiado estresados o hagan comentarios insensibles. Sintonice con el lenguaje corporal. Provea para que en forma individual puedan expresar sus sentimientos en formas que les sea cómoda.
• Limite el uso de la televisión durante las noticias. La repetición de los eventos puede causar miedo y hacer más difícil el enfrentar los sucesos. Evite ver noticias que hablan de los hechos por largo rato o cuando vayan a acostarse. Esto es especialmente importante para aquellos que tienen problemas para dormir. Estructure lo que ocurra. Provea de un tiempo para hablar de lo visto. Concluya con dos o tres puntos positivos como una transición. Hable cómo alguien enfrentó el suceso o que las cosas están bien aquí.
• Monitoree el entorno. El personal de apoyo, los miembros de la familia, y miembros del hogar tengan sus propias reacciones frente a los eventos diarios. Observe el efecto que pueda causar en aquellos que tienen discapacidad mental. Minimize el contacto con aquellos que pueden producir malestar. Anime a cada uno a que reaccionan fuerte que busquen ayuda.
• Anime el uso de habilidades para enfrentar hechos. Aproveche las oportunidades que invitan a reaccionar o enfrentar. Haga preguntas como “¿qué podrías hacer cuando estás molesto?” Ponga atención a las respuestas como “conversar con alguien” o “usaré formas de relajarme”.
• Enfóquese en actividades para enfrentar y hacer. Ayude a otros a enfrentar. Participe en oportunidades de ayuda comunitaria. Nunca es tarde para ayudar. Habrán muchas oportunidades de ayuda durante varios meses, especialmente cuando muchos deben volver a sus rutinas y el voluntariado no sea tan necesario.
• Monitoree las reacciones a los sucesos diarios. Las reacciones que aumentan y menguan a medida que suceden las cosas. La preocupación acerca del bioterrorismo puede crecer. Consulte con personas específicas. Escuche las respuestas de las autoridades de la salud en cuanto al riesgo. Evite las noticias exageradas.

Cuando buscar ayuda profesional

Reaccionar frente al estrés es algo normal. Las respuestas típicas incluyen cambios de comportamiento, de interés y de actividades. Sin embargo normalmente esperamos que las personas vuelvan a sus vidas normales en uno o dos meses después de que hayan sido expuestos a eventos traumáticos. Si continuan teniendo estrés durante mucho tiempo, recomendamos que sean referidos a un profesional.

Los ataques del 11 de Septiembre fueron sin precedentes en la historia de nuestra nación. Debido a esto, preveemos que muchos tengan preocupaciones mentales. Para los adultos con discapacidad mental, sugerimos que sean referidos en caso de observarse:
• miedo o tristeza que interfiera con la rutina diaria
• si las reacciones de ansiedad y estrés continuan
• los problemas de comportamiento aumentan en vez de disminuir
• si los problemas para dormir continuan, o
• la distracción interfiere con el funcionamiento normal

Cuando haga una referencia, pregunte si el especialista tiene experiencia en discapacidad mental o problemas de estrés.


El plan de emergencia y las personas con discapacidad: una guía para las iglesias.
Barbara Vos
Miembro de la iglesia First CRC, en Wellsburg, Iowa
Supervisora de la salud pública
Marshall County, Iowa

A medida que recordamos el primer aniversario del huracán Katrina, uno de los recuerdos más dolorosos fue ver la desesperación de las personas discapacitadas. Las fotos de las personas luchando para sobrevivir la catástrofe permanecerá en nuestras mentes y corazón.

Estar preparados para una emergencia es extremadamente importante para todos, especialmente para aquellos con discapacidades. De acuerdo al Censo de EEUU, un 20% de las personas en las iglesias y en nuestras comunidades son discapacitadas. Una de las lecciones más grandes del huracán Katrina, es que una catástrofe como esa “la esperanza no es un plan” (Anderson Cooper, CNN). El esperar que nunca tendremos una catástrofe es como edificar una casa sobre la arena. Quiero desafiar a las iglesias a que consideren que papel juegan en caso de emergencia.

Es importante tener expectativas de servicio que sean realistas durante y después de la emergencia. Aunque haya una primera respuesta, los profesionales de la salud y jefes de emergencia tengan un compromiso en servirle, siempre hay escases o equipo para manejar emergencias de alto nivel. Por lo tanto es importante que cada uno tenga un plan de emergencia.

Las iglesias tienen un contacto vital con personas con discapacidad. Recientemente participé en una conferencia nacional donde los profesionales de la salud informaban de sus experiencias al responder las necesidades de las personas con discapacidad durante el huracán Katrina. Estoy feliz de informar que reconocen los esfuerzos que las organizaciones eclesiásticas son vitalmente importante. Espero que si algún desastre ocurre dentro del area de nuestro clasis, se diga lo mismo de nosotros.

Algunas sugerencias para las iglesias:

1. Designar un coordinador que se asegure que las personas con discapacidad reciban atención. Recuerde que si no hay alguien a cargo, nadie se responsabilizará.
2. Identifique a aquellos en su iglesia o en la comunidad que puedan tener necesidades especiales, antes, durante y después de la emergencia. Como organización de la comunidad, las iglesias hacen un muy buen trabajo de quienes tienen necesidades especiales dentro de sus congregaciones y a menudo en sus comunidades.
3. Provea un servicio a las personas discapacitadas durante y después de la emergencia. En una situación despues del desastre, los voluntarios proveen un servicio muy importante. Muchos de los voluntarios vienen de iglesias. Si está dispuesto a ayudar, reciba algún tipo de capacitación en las cosas básicas que se necesita conocer y enfrentar con las personas discapacitadas. Esta capacitación es muy importante porque los voluntarios tratarán a sus vecinos discapacitados con respeto y dignidad. Puede que se le pida que responda a cosas diarias y que son específicas para personas discapacitadas.
4. Ayuda con transporte accesible durante y después de la emergencia. Incluso en situaciones que no son de emergencia, las personas con discapacidad sienten tres veces más la falta de transporte que alguien que no tenga alguna discapacidad, considerando que el transporte inadecuado es un problema.
5. Medite en Lucas 6:31 y 36. “Traten a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes … Sean compasivos, así como Padre es compasivo”. ¿De qué forma puede aplicar este pasaje cuando sirve a las vecinos y miembros discapacitados de su iglesia?
6. Si su iglesia está dispuesta a proveer la ayuda cuando sucede una emergencia, contacte el departamento de salud de su comuna o al coordinador de emergencia de su area.


La página en la internet del National Organization on Disabilities (Organización nacional de discapacitados) es una buena fuente de información: www.nod.org


El plan de emergencia y las personas con discapacidad: una guía para las personas discapacitadas
Barbara Vos
Miembro de la iglesia First CRC, en Wellsburg, Iowa
Supervisora de la salud pública
Marshall County, Iowa

Este artículo se enfoca en cómo una persona con discapacidad puede hacer preparativos personales para un desastre.

Todos los individuos con o sin discapacidad, pueden disminuir el impacto del desastre si toma pasos ANTES que éste ocurra. Los resultados que los grupos del Organization on Disability’s Initiative han dirigido (EPI), indican que las personas con discapacidad necesitan ser menos dependientes en caso de emergencia.

Estará en una mejor posición para conocer sus habilidades y necesidades, antes, durante y después del desastre. Hay varios ejemplos de planes y listas de las cosas necesarias que están disponibles para guiarle. Sin embargo, el plan debe ser para cada caso específico.

¡Empiece hoy dia! Cada día puede dar los primeros pasos para una mejor preparación. Aprenda de qué forma la situación de emergencia puede impactarle a usted y a su comunidad. Identifique los recursos, haga un plan y prepare una “paquete que esté listo” y uno “listo para llevar”. Asegúrese de usar algunos de los otros recursos que se proporcionan al final de este artículo. Comience hoy para estar mejor preparado, más a salvo y más seguro.

Mantengase informado

1. Aprenda cuales son los tipos de peligro que puedan afectar a su comunidd (tormentas de nieve, terremotos, tornados, huracanes, inundación y otros). La información la puede obtener de la oficina de emergencia local.
2. Averigue cuál es el plan de emergencia de la ciudad, lugar de trabajo, agencias de servicio, etc. Vea si estos planes consideran sus necesidades específicas.
3. Identique cual es el plan de notificación cuando un desastre viene en camino o está sucediendo.
4. Considere de que manera le puede afectar en su rutina diaria. Haga una lista de sus necesidades específicas antes, durante y después del desastre.


Identifique sus recursos

Haga una lista de los miembros de la familia, amigos, compañeros de trabajo, personal de atención, servicios disponibles y otras cosas que puedan ser parte de su plan. Incluya a aquellos de su vecindario o comunidad, como un pariente en otro estado. Comuníquese con ellos y pídales si pueden formar parte de su red de apoyo (por lo menos 3 personas en cada lugar, por ej.: en el hogar, en el trabajo, etc.). Dato: Pregúntese en que recurso puede confiar y determine de que forma el desastre puede afectar.
?¿Utiliza medios de comunicación?
? ¿Depende de un medio de transporte para ir a su trabajo, a las citas médicas, o a otro lugar en su comunidad?
? ¿Recibe tratamiento médico (ej. diálisis) en forma regular?
? ¿Necesita ayuda para el cuidado diario?
? ¿Necesita electricidad para algún equipo del que depende o algún otro?
? ¿Utiliza ayuda para caminar, como andador, bastón, silla de ruedas?
? ¿Cuenta con un servicio canino?

Prepare un plan de emergencia

1. Trabaje con su equipo de apoyo para realizar un plan. Debe tener un plan en su casa, en el trabajo, en el colegio o en cualquier lugar donde pase el mayor de su tiempo.
2. Su plan debe incluir aquellos elementos peligrosos que puedan impactar su comunidad. Aplique los medios que usa en forma diaria para el uso eléctrico o atraso o mal funcionamiento de transporte. Esto le ayudará a que considere los desastres grandes como huracanes, terremotos, inundaciones y ataques de terrorismo.
3. Cree un plan de comunicación. Asegúrese que tanto usted como su red de apoyo tengan la información de contacto y un medio alternativo para comunicarse entre todos en caso que los teléfonos no funcionen (como un lugar de reunión específico, localizador de personas, correo electrónico o algún otro aparato tecnológico que no necesite lineas teléfonicas).
Dato: para aquellos que utilizan servicios de telecomunicación repetidora, busque una opción alternativa que incluya: marcar 711 (a lo largo del país), CapTel (teléfono con subtítulos), internet repetidora (a través de computador, un localizador con texto, PDA, etc. ) y, o un servicio de video (a través de banda ancha).
4. Prepare un plan de escape para la casa, el trabajo, el colegio, etc., Identifique las salidas primarias y secundarias de la casa o del edificio.
? Si necesita ayuda para la evacuación, prepare un plan de ayuda de su red de apoyo.
? Si es necesario, vea aparatos de ayuda de evacuación, o instalación de salidas con rampa. Identifique una area de rescate (donde los oficiales de seguridad pública le pueden ayudar) de cualquier edificio que visita en forma regular. Contacte el encargado de seguridad por ayuda.
? Si requiere transporte de acceso para escapar del area, identifique los recursos públicos y privados.
5. Planee diferentes lugares de refugio. Considere que podría hacer si no hay un lugar de refugio. Considere refugiarse con familiares o amigos. Finalmente, considere de qué forma un lugar de refugio asignado puede suplir sus necesidades.
Dato: Vea la información más abajo en cómo preparar un “paquete que esté listo” y “otro para llevar”.
6. Si recibe servicio en forma regular (cuidado a domicilio, transporte, diálisis) haga un plan con cada uno de estos servicios. Aprenda los planes para desastres que tienen y cómo contactarlos en caso de emergencia. Trabaje con ellos para identificar un plan adyacente.

Lista de verificación y otros recursos
Esté listo: Prepare un paquete que esté listo y otro para llevar.
Debe preparar un paquete “que esté listo” con los elementos necesarios para sostenerse por un período de tiempo. También prepare uno “para llevar” que contenga las cosas más esenciales que pueda llevar en caso de que deba escapar en forma inmediata.

En su paquete incluya: artículos de esta lista que pueda incluir en ambos paquetes. Depende de usted decidir que es más importante incluir para usted y su familia.
? Alimentos no perecibles para 3 dias y un abridor de lata. Asegúrese de que los alimentos suplan los requisitos de su dieta.
? Agua para 3 días. Planee un galón (4 litros aprox.) diaria por persona, pero puede que usted necesite más agua. Consulte esto con su médico.
? Aparatos y equipo médico (lentes, aparatos auditivos, cateters, equipo de comunicación de alto alcance, bastones, andadores). Ponga su nombre y su información de contacto en cada uno de ellos. Asegúrese de tener baterías y cargadores extras.
? Incluya los medicamentos y una lista de ellos con su nombre, la dósis, la frecuencia, el nombre del doctor y farmacia. También considere aquellos que deben estar refrigerados y de ser así, tenga un enfriador (cooler) con un paquete que se congela o algún otro sistema de enfriar.
? Haga una lista de los contactos de emergencia incluyendo su red de apoyo de y fuera de la región, proveedores de servicio, etc.
? Haga copias de los documentos importantes (certificado de nacimiento, pasaporte, licencias, información de seguro, pruebas de domicilio)
? Tenga un set de llaves extra.
? Una linterna y una radio a baterias, con baterias extras.
? Dinero en efectivo, tarjetas de crédito, chequera y tarjeta de débito.
? Artículos para bebés como fórmula, pañales, botellas, etiqueta de identificación, certificado de vacunas y pacificadores.
? Artículos para animales de ayuda, como comida, etiqueta de identificación, certificado de vacunas y la información del veterinario.
? Ropa, frazadas, almohadas.
? Una bandera blanca o tela blanca, un silbato, una linterna e iluminadores.
? Una caja de primeros auxilios.
? Identifique su discapacidad, condición y necesidades de salud, escribiéndolas y poniéndolas en una etiqueta o usando un brazalete.


Donde encontrar más información
Muchas de estas agencias proveen material con letra grande, audio o video y en diferentes idiomas.
Cruz Roja Americana
www.prepare.org www.redcross.org
Cruz Roja Canadiense
www.redcross.ca
llame a su periódico local

(Artículo original ubicado en www.nod.org realizdo por el Department of Education Grant #H235J040002 y el Department of Justice Grant # 2004-TH-0003)

La Edición completa de la Revista Impacto está dedicada a la preparación y emergencia para el discapacitado.

Impact, edición 20, número 1, está disponible en forma gratis en
http://ici.umn.edu/products/impact/201/default.html

Nota del editor: la siguiente información fue tomada de la introducción de Impacto de esta edición.
Cuando un desastre ocurre, aquellos con discapacidad son los que normalmente más padecen. En muchos de los casos, los planes y procesos para responder frente al desastre y emergencia, no se ha considerado una provisión adecuada para personas con discapacidad. En esta edición de Impacto buscamos dirigirnos a la necesidad de una inclusión más amplia de personas discapacitadas en la preparación de desastres, respuestas, y esfuerzos de recuperación proveyendo estrategias, relatos y recursos que esperamos sean usados por proveedores de servicio, los que abogan por esta causa, personas con discapacidad, familias y los que escriben las pólizas. A través de relatos personales, las reflexiones y lecciones aprendidas por desastres anteriores, la evaluación de lo que ayudó y de lo que no sirvió en las pólizas y procedimientos, y una variedad de listas de verificación, esperamos proveer a los lectores la información que puedan usar para evaluar y mejorar los preparativos de desastres en el area donde vive, donde trabaja y donde participa en la comunidad. Sea que esté preparando un plan de emergencia personal, organizando a los vecinos en un círculo de apoyo entre ellos en caso de emergencia, asegurándose que las agencias locales y estatales encargadas de planificar, incluyan las recomendaciones que las personas discapacitadas proveen, o que ayuden a evaluar los preparativos de emergencia de la agencias o lugares donde trabajan, y así de esa forma cada uno puede estar seguro de que para el siguiente desastre o una emergencia, nadie quede atrás.

Tabla de contenido

Katrina: A Story of Survival and Papa Joe’s New Communnity

Planificación de emergencia que incluya personas discapacitadas: ¿cómo lo estamos haciendo?

We Watch the City

Nobody Left Behind: Consumer Experiences of Emergency and Disaster

Experiences of Direct Support Professionals During Hurricanes Katrina and Rita

Personal Emergency Preparedness: Who Are You People?

When Disaster Strikes: An Emergency Preparedness Checklist for Service Providers

Employer’s Guide to Including Employees with Disabilities in Emergency Evacuation Plans

Coping with Disaster: Helping Children with Cognitive Disabilities

Congreagations Who Care – Prepare: Preparing Faith Communities to Assist During Disasters

Serving and Protecting: The Role of Disability and Aging Organizations in Disaster Planning

The Impact of Building Design on Evacuation of Persons with Disabilities
Emergency Preparedness at Home for People with Disabilities: Guidelines

Getting Ready for an Emergency in Maine: Training By and For Self-Advocates

Emergency Preparedness: A New Tool for Assessing State’s Readiness

Katrina is Not Over: Stories From the Arc of Mississippi

FIVES: Facility Information, Vacancy, and Evacuation System for Long-Term Care Facilities in Texas

Responding to Disaster: Lessons from Lousiana’s Disability Services System

Improving disaster Preparedness: Strategies from California’s disability Services System

Establishing Information-Sharing Partnerships: The Connecticut Approach

Preparing for Pandemic Flu: A Minneapolis Congregation’s First Steps Resources

Who’s in Charge? Locating Emergency Planning Agencies in Your Area

Publicado por el Institute on Community Integration (UCEDD) y el Research and Training Center on Community Living, College of Education and Human Development, Universidad de Minnesota, volúmen 20, número 1, Primavera/Verano 2007

Recursos

? www.nod.org/resources/PDFs/epiguide2005.pdf: Una extensa guía producida por el Preparedness Initiative of the National Organizational on Disability, que ayuda a las personas con discapacidad y a aquellos que planean los preparativos de emergencia. La siguiente lista de recursos se incluye en la guía.
? www.nod.org/emergency : National Organization on Disability, un enlace e información sobre información de desastres y las personas con discapacidad.
? www.preparenow.org : un sitio de California que tiene enlaces generales de desastre y necesidades especiales.
? www.easter-seals.org : s.a.f.e.t.y. primer programa de evacuación.
? www.jan.wvu.edu/media/emergency.html : una red en el trabajo para casos de una evacuación de emergencia en el manual de trabajo para los empleados llamado Employer’s Guide to Including Employees with Disabilities in Emergency Evacuation Plans.
? www.nbd.com : una lista de verificación de emergencia para personas con discapacidad en el lugar de trabajo. (La barra de búsqueda de la izquierda; lista de verificación para tipos de emergencia).
? www.cdihp.org/evacuationpdf.htm : The Center for Disability Issues and the Health Professions’, una guía para personas con discapacidad y otras actividades limitadas llamada Emergency Evacuation Preparedness: Taking Responsability for Your Safety. Para publicarlo visite la página en la internet o llame al (909)469-5380, TTY (909)469-5520.
 

Posted in:

The Network hosts user-submitted content.
Posts don't necessarily imply CRCNA endorsement, but must comply with our community guidelines.

Let's Discuss…

We love your comments! Thanks for your help upholding the Community Guidelines to make this an encouraging and respectful community for everyone.