Rompiendo Barreras Edición 86 - Verano 2010

  28 views

Con el vigésimo aniversario del Acta de Americanos con Discapacidades el día 26 de Julio, hemos enfocado nuestra edición de verano de Rompiendo Barreras en esta importante legislación.

¡Bienvenido a todos a First Church!

por Mark Stephenson, Director de Disability Concerns Cristiana Reformada

La expresión en la cara de su suegro en una mañana de un día domingo atormento a Mary Kalmink por años. La hija de los Kalmink, Katie, hizo su profesión de fe en el año 19993 en la Primera Iglesia Cristiana Reformada en Detroit, y los abuelos Kalmink fueron para celebrar. Mary dice, “Mi suegro estaba en silla de ruedas, entonces tuvimos que levantarlo por las escaleras. Nunca me voy a olvidar de la mirada en sus ojos; el estaba aterrado de caerse y de la humillación de verse inútil”.

Aquel evento, y otros como ese, motivaron a First Church a hacer su hermoso edificio histórico accesible. Ellos necesitaban mucho más que una rampa. Una auditoria hecha por un arquitecto, encontró que la iglesia, las salas de clases y la escuela que estaba adjunta tenían doce niveles diferentes.

Después de trabajar en los planes, solicitando ofertas, votos, compromisos donativos y cumpliendo compromisos donativos, la construcción comenzó. Se alargo mucho más de lo que se anticipo- casi dos años. Pero valió la pena,

La congregación emprendió este trabajo porque fieles miembros de la congregación no podían ir a adorar o asistir a eventos. Ellos no podían entrar o moverse bien dentro del edificio, ni tampoco podían usar los baños. Todo eso cambio con la renovación. Personas que no habían asistido a First Church por años pudieron ir a adorar nuevamente.

La nueva construcción ahora accesible también ayudo a otros. Después de que el ascensor ya era operarable, varios miembros jóvenes lo necesitaron. Dos de ellos, miembros del coro, se quebraron sus piernas casi al mismo tiempo. A ellos se les hubiera echado mucho de menos en esta pequeña congregación, pero con el ascensor fue posible para ellos cantar con el coro.

La congregación recibió otros beneficios. La antigua sala de convivencia se transformo en el nuevo centro para el ministerio de los niños. El espacio en la escuela adjunta, ahora usado durante la semana para el centro de guardería infantil y aprendizaje, también es accesible. Este cambio permitió una nueva entrada mucho más hospitalaria que la antigua, con baños accesibles cerca de la entrada.

El día después que los miembros de First Church votaron a favor con la renovación, el pastor anterior, Mark Van’t Hof animo a la congregación con un mensaje de email: “Este es un buen trabajo que estamos emprendiendo. Muy pronto vamos a poder decir, hasta aquellos que están en sillas de ruedas,’Bienvenidos a First Church!”. Tristemente, Van’t Hof no pudo ver el hermoso edificio terminado porque falleció repentinamente en el año 2008, pero su predicción se hizo realidad. First dedico su nuevo edificio, ahora accesible, a Dios en Mayo. Ahora si todos pueden decir, incluyendo a personas en sillas de ruedas y que usan andadores, “Bienvenidos a First Church!”.

Una perspectiva desde una silla de ruedas

por Rich Dixon, autor de Relentless Grace

Nota del editor: Rich Dixon frecuentemente da charlas en Iglesias y amablemente acepto compartir varias de sus experiencias con Rompiendo Barreras. El usa una silla de ruedas y tiene un perro de servicio llamado Monte.

Los perros no están bienvenidos

La persona que saluda y da las bienvenidas en la entrada de la iglesia, se veía amigable. Hasta le sonrío a Monte y a mi cuando nos acercamos.

“Buenos Días”.

“Buenos Días” el dijo “Bienvenido”

Su voz dijo “Bienvenido” pero aquella situación la sentí algo extraña. El estaba parado casi frente de la puerta.

El puso una mala cara. “Señor, nosotros no permitimos perros en la iglesia”.

Este tipo de cosas no pasan todo el tiempo. La mayoría de la gente sabe acerca de los perros de servicio. Entienden que no son mascotas y que están permitidos por la ley en cualquier edificio público.

Honestamente, casi siempre me encuentro con el problema opuesto- gente no puede resistir a Monte cuando mueve la cola, sus orejas caídas y su forma de ser amigable. Aunque el usa una chaqueta especial bordada con el mensaje “Por favor no me acaricie”, la mayoría de las veces lo acarician o rascan.

Pero ocasionalmente alguien no entiende y cuando sucede me sorprende con la guardia baja. Nunca se bien como responder.

Esta vez fui rescatado antes que tuviera que tomar una decisión. “Rich”

Me di vuelta y vi acercarse un hombre alto. El me dio la mano.

“Soy el pastor Michael. Hablamos por teléfono”. El se agacho “Y este debe ser Monte”.

Me reí al ver que Monte le oloroso su mano y entusiasmado dejo que le rascara detrás de sus orejas, feliz de ayudar a otro amante de los perros a violar el protocolo de los perros de servicio.

El se paro y saludo al hombre que estaba en la entrada. “Glenn, el es Rich. El nos va hablar hoy día”.

Nos dimos un apretón de manos y la persona que saluda y de las bienvenidas a la entrada aparentemente decidió diferir al pastor. Nos dejo pasar y nos abrió la puerta, pero el no se veía muy contento.

Pastor Michael me invito a hablarle a la congregación acerca de mi caminata errante en la obscuridad después de mi lesión. El quería que compartiera mi encuentro con Jesús en las profundidades de la depresión y la historia de la fidelidad de Dios que escribí en mi libro Relentless Grace. También planeamos una presentación en la Escuela Dominical acerca de Monte y como los perros de servicio ayudan aquellos con necesidades especiales.

Irónico, ¿no cierto? Yo era un invitado, invitado específicamente a hablar sobre mi experiencia con mi discapacidad y mi viaje con Jesús al borde del abismo. Y el hombre que estaba en la entrada, la primera persona que una visita se encontraría me podría haber evitado entrar.

Estoy seguro que Glenn no es una mala persona. Estoy seguro que el tenia buenas intenciones, que se preocupa de su iglesia, quería mantener el edificio limpio o mantener las decoraciones en su lugar y pensó que estaba haciendo lo correcto. Estoy seguro que no fue su intención ofenderme.

Pero esa mañana el fue la cara de Jesús. A veces pienso cuanta gente como yo, gente que se sienten que no encajan, se quedan en casa porque personas con buenas intenciones como Glenn quieren mantener la iglesia segura y ordenada.

El cuento de la rampa aterradora

Esta iglesia obviamente hizo un gran esfuerzo en readecuar un edificio antiguo, y hacerlo mas accesible. El voluntario que me mostró el lugar estaba bastante orgulloso del trabajo que se hicieron. El me mostró un número de cambios que se hicieron.

Baños, barras para agarrarse, puertas automáticas-todo estaba exactamente donde debería estar. Me sentí sinceramente bienvenido. El esfuerzo que hicieron con todos estos cambios realmente transmitió el sentido de que ellos de verdad querían que yo me sintiera en casa.

De ahí llegamos a la rampa, la que llegaba a la plataforma para el conferencista. Yo entiendo los problemas que envuelven el instalar rampas en edificios que ya existen. Pueden ser entrometidas, feas. Usan demasiado espacio. Lo entiendo.

Pero esta rampa-no estaba seguro si reírme o llorar. Era muy empinada. De ninguna manera una persona en silla de ruedas podría subirse en ese tipo de subida. Se veía casi como que si hubieran remplazado un vuelo corto de escaleras con una rampa en el mismo espacio.

Y para peor, el suelo en la parte de abajo y arriba, como la misma rampa, estaba cubierta con una alfombra gruesa y lujosa. Era hermosa y se trago las ruedas de mi silla de ruedas como que si fuera arena movediza. No me tuve que preocupar en escalar la rampa, porque ni siquiera podía alcanzarla.

Pero resulto. Un voluntario me ayudo cuando me toco dar la charla y todo salio bien. Pero me preguntaba por que trabajaron tan duro en hacer este edificio tan atractivo y de ahí atascarse con una rampa poco practica. ¿Y que pasaría con un futuro miembro que quisiera unirse al coro o hasta quizás un pastor en silla de ruedas? ¿Cual es el precio de excluir a aquella persona, impidiendo el uso de los dones que Dios le dio?

¿Acaso todos van a estar escuchando sus iPod mientras hablo?

La pequeña capilla realmente tenía un sentido calido e intimo. Dar una charla ahí iba a ser una gran experiencia. Me sentí honorado que el capellán me invito.

Estaban ayudando a los residentes del hogar de ancianos a sentarse y me di cuenta de algo un poco extraño. Casi todos estaban usando audífonos. Estoy por hablarle a una audiencia y casi la mayoría de ellos están escuchando su propia música. Algo un poco maleducado.

De ahí me di cuenta… los audífono inalámbricos eran parte del sistema de sonido. Que genial que toda esta gente pueda disfrutar música de piano y canto y hasta escuchar mis palabras. Yo voy para allá cada mes y confieso que todavía me es algo extraño dirigirme a aquel grupo de ancianos que usan audífonos. Pero que increíble algo tan simple y discreto permita que estas personas continúen una larga tradición de adoración comunitaria.

El ascensor secreto

La señora que me dio la bienvenida a esta iglesia estaba entusiasmada sobre la nueva adición que finalmente hizo que su edificio fuera accesible. Un poco extraño ya que la entrada era un pequeño descanso de escaleras que guían ya sea hacia arriba o abajo. Pero ella estaba tan orgullosa…

Ella me mostró el nuevo ascensor- detrás de una esquina, apartado detrás de una puerta cerrada con llave y sin identificación en un corto y estrecho pasillo. Ella apenas pudo pasar por delante de mí, rebuscando las llaves y entonce abrió la puerta. De ahí retiro la pesada barrera y entramos.

Trate de encontrar los controles, pero todo lo que vi fue un teclado. Ella saco de su bolsillo un pedazo de papel arrugado. “Es el código del ascensor” me confeso. “No queremos que los niños jueguen en el”.

Buena idea, pensé. Tu vez eso muchas veces en edificios públicos-ascensores cerrados con llave que solo pueden ser usados por aquellos que no lo necesitan. Pero ella realmente estaba orgullosa, entonces tuve que contener mi sarcasmo.

En el último piso, espere al pastor. Por lo menos dos familias con niños subieron por las escaleras, con porta bebés y todo el equipaje necesario que se necesita para un bebe. Una visita con un sentido del humor más irónico podría haber preguntado si acaso hubieran apreciado usar el ascensor.

Disfrutamos un gran servicio de adoración seguido por café y conversación en el foyer. Mientras la gente empezó a dirigirse al estacionamiento, decide que yo ya estaba listo para irme. Mi guía no estaba por ninguna parte, entonces le pregunte al pastor si me podía ayudar con el ascensor.

El no tenía llaves y no se sabía el código.

Finalmente alguien encontró las llaves y creo que necesitan un apretón de manos secreto o alguien con autorización súper secreta para extraer el código. Pero me las arregle y pude escapar.

Yo se que tenían buenas intenciones, pero ya lucho en tratar de funcionar independientemente cada vez que puedo. No me molesta pedir ayuda cuando la necesito, pero evito situaciones en la que artificialmente me fuerzan a una posición de dependencia.

Balanceándome sin ayuda al frente de todos

El letrero me apuntaba hacia la clase para personas nuevas de la iglesia. Estaba anunciada como una forma de entender el ministerio y conocer el pastor, el primer paso para la membresía.

Me congele cuando me di vuelta hacia la puerta. La clase estaba a punto de comenzar. Un grupo de casi treinta personas ya estaban sentadas… en una plataforma elevada. La única forma de llegar era volar sobre cinco escalones.

“Hola Rich, pasa. Estoy contento que hayas venido” Ahora todos me miraron mientras el pastor bajo y se acercaba a mi. “¿Como te podemos ayudar?”.

Un par de personas se apresuraron a ayudarme. “Deja ayudarnos. Te levantaremos sobre las escaleras”.

No quería decirles que cargar una silla de ruedas no es tan fácil como se ve. No era el momento de explicar que ya me he caído en situaciones similares. Con todos mirando, no me sentí como para compartir ese sentimiento de impotencia de ser cargado por desconocidos.

Entonces me levantaron y me subieron a la plataforma.

No me recuerdo mucho de lo que paso en la clase. Solo podía pensar en el momento de cuando la clase terminaría, temiendo el momento cuando otros tendrían que bajarme de la plataforma para que así yo pudiera irme lo mas lejos posible de ese horrible sentimiento de impotencia.

Una de las veces comí pastel de humildad

El me vio cuando yo lo miraba atentamente.

Mientras el caminaba lentamente y deliberadamente hacia su auto estacionado en el espacio reservado para discapacitados que estaba al lado mío, hice todo lo posible para silenciosamente demostrar mi desprecio. Obviamente el no necesitaba ese espacio. Quería asegurarme que el supiera que yo lo vi y que viera mi desaprobación.

No se porque sentí la necesidad de ser la policía del estacionamiento aquel día. Estaba teniendo dificultades en poner mi silla de ruedas al lado de mi auto y quizás quería desahogar mi frustración en otra persona.

Pensé que no estaba mostrando bastante benevolencia Cristiana, pero el no tenia ningún derecho de abusar ese apreciado espacio. Hasta en un estacionamiento de una iglesia uno tiene que darle a conocer a la gente cuando están haciendo algo incorrecto.

El me observo cuando habría la puerta de su auto e intensifico su mirada desafiante. Me quería asegurar que el sintiera el peso de su culpa. Probablemente hice un espectáculo más grande de lo necesario con mi silla de ruedas solo para asegurarme que entendiera mi punto.

El estaba casi listo para sentarse y de ahí cambio su curso. Se dio vuelta y lentamente camino alrededor de su auto y se paro al frente mío. Se agacho y subió la pierna derecha de su pantalón, revelando su pierna artificial que explicaba porque caminaba lentamente.

El no dijo nada. Simplemente volvió a su auto y se fue.

Puse mi cabeza en el manubrio con vergüenza. ¿Como pude ser tan crítico? ¿Como me pude olvidar que tantas necesidades especiales son invisibles? ¿Como pude someter a aquel hombre a la indignidad de mostrar su discapacidad para satisfacer mi propia virtud?.

¿Como me pude olvidar tan rápidamente que todos estamos quebrados y discapacitados en los standards de Dios, ignorando la biga en mi propio ojo mientras condeno una partícula que no existe en otro?

Dije gracias por la verdad demostrada de mi propia debilidad y la gracia que me da otra oportunidad.

ADA Trae Cambio Positivos

por Mark Stephenson, Director de Disability Concerns Cristiana Reformada

Marcia Van’t Land de Chino, California, recuerda cuando la Acta de Americanos con Discapacidades paso en 1990, pero su iglesia no hizo muchos cambios porque ya estaba casi completamente accesible. En su silla de ruedas, ella podía salir y entrar del edificio y moverse libremente porque estaba todo en un solo nivel. Ella estaba muy contenta cuando remodelaron el baño con un compartimiento accesible.

Ese no fue el caso en la mayoría de las iglesias Cristianas Reformadas. Iglesias y ministerios eran los únicos que estaban exentas de la estipulación de ADA.

El sínodo de la ICR en 1993 decidió que la cláusula de ADA debería ser aplicada también en las iglesias, por tanto, adoptando una decisión de que “sinceramente se recomienda el cumplimiento completo con la estipulación del Acta de Americanos con Discapacidades… en todas las porciones de la ICR localizadas en los Estados Unidos y Canadá”.

Esta decisión basada en una decisión anterior en el Sínodo del año 1985 donde llamo a todas las iglesias a remover barreras arquitectónicas, comunicativas y de actitud para que así todas las personas y especialmente personas con discapacidades puedan usar completamente sus dones en la vida de la familia de Dios.

Estas dos decisiones junto con ciento de elecciones hechas por congregaciones individuales han traído una libertad más grande y accesibilidad a la gente de la Cristiana Reformada.

“Las estructuras de las iglesias han cambiado con los años”, dice Dianna Wassink, de Redeemer CRC en Sarnia, Ontario. “La gente a desarrollado una conciencia de cómo un edificio debería ser”.

Declaraciones del Sínodo pueden ayudar a levantar conciencia, pero las iglesias cambian cuando conocen a personas con discapacidades. “Si solo una persona en la iglesia que use silla de ruedas, otras personas podran ver lo difícil que es para ellos moverse”, observa Wassink.

Van’t Land también noto que los cambios mas significativos en actitud fueron el resultado porque personas con discapacidades han podido estar afuera, en vez de estar aislados del contacto con otros por barreras a participación.

“La cosas se han puesto mucho mejor con rampas, estacionamientos y baños accesibles”, ella dice. “El numero de personas discapacitadas afuera en el publico ha aumentado desde que ADA paso. Ahora las cosas son mejores para nosotros. Con edificios nuevos y remodelados que ahora son accesibles, ahora nosotros vamos a ir”.

Mas Iglesias Cristianas Reformadas Cumplen con ADA

por Mark Stephenson, Director de Disability Concerns Cristiana Reformada

Las buenas nuevas del evangelio abarcan todo en esta vida, hasta los edificios. Iglesias pueden invitar a gente a tener comunión con Dios o los pueden alejar. En la ICR, nuestros edificios están dando las bienvenidas más que nunca.

En 1993, el sínodo de la ICR registro que “sinceramente se recomienda el cumplimiento completo con la estipulación de la Acta de Americanos con Discapacidades… en todas las porciones de la ICR localizadas en los Estados Unidos y Canadá”. Casi por dos décadas, Disability Concerns (DC) ha tomado una encuesta a las congregaciones de la ICR por medio de una encuesta en el Anuario anual, en parte para medir el cumplimiento de las iglesias con las estipulaciones de ADA.

El grafico que se muestra abajo, tomado de la encuesta, muestra el esfuerzo, tiempo y costo que muchas iglesias han emprendido para hacer sus instalaciones accesibles a personas con deterioros físicos.

Numero de Iglesias que reportan áreas accesibles por año

 

2009

2008

2007

2006

2005

2004

2003

2002

Área de Adoración

893

874

850

832

802

747

633

482

Áreas Sociales

873

848

821

792

762

703

599

446

Salas de Clases

763

745

705

679

653

601

494

365

Baños

839

820

795

767

733

672

543

396

Área de Pulpito

337

330

273

253

249

213

115

68

Entrada Principal

832

795

776

752

734

681

563

421

Como muestra el grafico, en los últimos ochos años aproximadamente el doble de las entradas principales, áreas de adoración, salas de clases, baños y áreas sociales de iglesias se han convertido accesibles. Y lo mas asombroso, en el año 2002 solo el seis por ciento de iglesias CR tenían un área del pulpito que fuera accesible; ahora cerca de un-tercio de las iglesia ya las tienen- ¡un aumento quintuplicado!

Ya que el 20 por ciento de la población en Norte America vive con discapacidades, las iglesias hacen una buena inversión haciendo sus estructuras accesibles. Facilidades y congregaciones que son hospitalarias a personas con discapacidades estarán mejor equipadas para ministerio a miembros actuales y para alcanzar a nuevos.

El finado Rev. Mark Van’t Hof expreso esto muy bien. El día después que los miembros de First en Detroit votaron a favor de proceder con una extensa renovación para hacer su iglesia accesible, el pastor de First en ese tiempo, Van’t Hof, animo a la congregación con un mensaje de email: “Este es un buen trabajo que estamos emprendiendo. Muy pronto vamos a poder decir, y hasta aquellos en sillas de ruedas, ‘¡Bienvenidos a la Iglesia First!”.

Mas y mas iglesias CR dicen, “Bienvenidos a nuestra iglesia” Cristianos que proveen facilidades accesibles practican “evangelismo arquitectónico” en las palabras del difunto D. James Kennedy. ¿En que medida la estructura de tu iglesia invita a personas a tener una relación con nuestro Señor? (Este articulo ha sido adaptado del “Evangelismo Arquitectónico”, que apareció en FYI…the site for CRC staff el 7 de Julio del 2010).

 

Recursos de Accesibilidad

Texto completo de “Hacia un Cumplimiento Total”. En 1993, el Sínodo de la Iglesia Reformada adopto la resolución de que “sinceramente se recomienda el cumplimiento completo con la estipulación de la Acta de Americanos con Discapacidades… en todas las porciones de la ICR localizadas en los Estados Unidos y Canadá”.

Guía General de Accesibilidad: Muchas páginas de Internet numeran guías generales de accesibilidad incluyendo la página de Guía General de ADA la cual da información detallada. La accesibilidad verdadera va mas aya que la arquitectura. Reena, una organización religiosa en Ontario, desarrollo Rompiendo Abajo las Barreras, una guía del año 2009 para accesibilidad en lugares de adoración la cual incluye secciones sobre organizando para accesibilidad, standards de accesibilidad y redes de contactos para accesibilidad.

 

Auditoria de Accesibilidad: Congregaciones se benefician cuando líderes de iglesias discuten la accesibilidad de su programa de adoración y estructura. Christian Reformed Disability Concerns ha desarrollado una simple lista de control para ayudar esta discusión.

Discute Accesibilidad: Cuando personas traen sus facilidades a la ley actual de accesibilidad (federal, estatal y provincial), los espacios alo mejor satisfacen el código, pero no son necesariamente accesibles. ¿Cual ha sido tu experiencia?

Paginas de Internet con ejemplos de leyes de accesibilidad de gobierno:

U.S. Americans with Disabilities Act

Accessibility for Ontarians with Disabilities Act, 2005

Carta Corrigiendo Nuestro Error Histórico

El Rev. Terry DeYoung tuvo un excelente articulo en Rompiendo Barreras y la idea en que la ICR y la RCA se van unir en este maravilloso ministerio. De hecho, es un alcance hacia otra barrera—división denominacional.

Sin embargo, déjeme decir con humor, este artículo también rompió la barrera de la verdad histórica. Pillar Church no fue una de las primeras iglesias que se separo. Rev. Van Raalte estuvo en la Iglesia Cristiana Reformada y su ministerio duro entre los años 1847 – 1867. Verifique con varios recursos. Yo creo que Ud. vera que Pillar dejo la RCA en los años 1880’s sobre el tema de la Orden Masónica.

Las cuatro congregaciones originales son Graafschap, Noordeloos, Bates Street (First CRC Grand Rapids) y Polkton. Nosotros en Graafschap reclamamos ser los primeros y la única iglesia que dio razón para la separación. Noordeloos pasaron la moción de separarse después que Graaftschap lo hizo, pero inmediatamente mandaron una notificación por correo a la RCA, mientras que Graafschap le pasó su decisión en persona en la siguiente reunión de classis de la RCA. Polkton es una área urbana cerca de Coopersville. Esta iglesia desapareció rápidamente después de separarse.

Presentado humildemente,

Cal Hoogstra

No es solo acerca del acceso a un edificio

Por Steve Yon, Pastor de la Iglesia Reformada High Bridge (New Jersey)

Años atrás la Iglesia Reformada High Bridge reconoció la necesidad de tener acceso para discapacitados en su edificio. Estábamos dando una comida en la iglesia cuando uno de nuestros miembros ya mayor que usaba su silla de ruedas necesitaba asistencia para entrar. Un número de personas inmediatamente ayudaron. Desafortunadamente, mientras aquellas personas trataron de cargar al hermano dentro de la iglesia, una persona perdió el equilibrio y la silla de ruedas se cayó. Nadie se hirió pero a todos les dio vergüenza. Una hermosa rampa fue construida en solo un mes. La congregación estaba muy contenta con este proyecto.

Después de un mes que el acceso a la iglesia fue mejorada, una nueva familia empezó a atender la iglesia. Su hija adolescente tiene parálisis cerebral y usa una silla de ruedas motorizada. Aquella familia siempre se sentaba al final de la iglesia, pero un domingo ella se movió al frente para escuchar el sermón. Aunque la falta de su control muscular es notable, me alegre mucho al ver que alguien se quiso sentar en la parte delantera de la iglesia. Sin embargo, después del servicio dos personas comentaron que su presencia distraía bastante y quizás yo debería hablar con su madre y decirle que seria mejor mantener a la joven en la parte de atrás del santuario.

Se mi hizo muy claro que se necesitan hacer mas cambios aparte de los que tienen que ver con la accesibilidad de nuestro edificio.

Atendí el Sínodo General cuando la RCA finalmente acordó en abordar el tema de personas discapacitadas. Incluir a personas con discapacidades y educar a nuestra congregación son componentes claves que deben ser incorporados en nuestros esfuerzos, no solo tiene que ver con accesibilidad.

ADA y Viviendo el Reino

por John Schmidt, pastor de Second Reformed Church, Zeeland, Michigan

Second Reformed Church en Zeeland, Michigan, es una típica iglesia “segunda”. Establecida en 1904 por miembros de la Iglesia First Reformed, Second Church quería hacer las cosas en ingles en vez de holandés. Cien años después, todavía hacemos las cosas en ingles, pero también las hacemos en español. Tratamos que la gente “vivan el reino” proveyendo oportunidades para adorar a Dios, crecer en la fe, preocupándose por los demás y sirviendo a la comunidad y el mundo.

Como muchas congregaciones, nuestro edificio nos ha servido como uno de nuestros mejores recursos para ministrar, pero también ha presentado sus desafíos. Con el pase del Acta para Americanos con Discapacidades en 1990, nos dimos cuenta de las “discapacidades” de nuestro edificio. Algunas personas, por ejemplo, encontraban difícil subir escalones con una silla de ruedas o usar los baños.Entonces veinte años después, hicimos algunos cambios:

  • Construimos nuevas entradas a nuestro edificio que fueran mas accesibles,
  • Reemplazamos las escaleras con rampas,
  • Creamos bancas con un corte especial para que personas en silla de ruedas puedan sentarse con sus familiares en el servicio de adoración,
  • Instalamos un “bucle de inducción” para que las personas con audífonos puedan escuchar mas claramente lo que se esta diciendo y cantando.
  • Construimos un ascensor para que las personas puedan llegar a sus clases o actividades en el segundo piso y la parte baja del edificio.

En el proceso de abordar estos problemas de “accesibilidad”, aprendimos algo: en realidad no tiene nada que ver con el cumplimiento; sino que tiene que ver con la comunidad. Hay todo tipo de personas que necesitan y quieren acceder a experiencias de adoración, clases educacionales, grupos de apoyo y proyectos de servicios.

Al otro lado de la calle de nuestra iglesia Second Church esta Parkview Home, un hogar de ancianos que tiene nueve residentes. Un domingo, los residentes de Parkview vinieron a adorar; ahora ellos vienen todos los domingos. Su presencia nos enseña que no solo tiene que ver con accesibilidad, pero tiene que ver más con la importancia de relaciones y vindicación.

Estos amigos de Parkview ahora son parte de nuestra congregación y fotos de ellos están incluidas en nuestro directorio de fotos. Como en cualquier relación amistosa, nos hemos dado cuenta de las necesidades de cada uno.

Cuando nos dimos cuenta que nuestros amigos necesitaban actividades significativas y un lugar donde trabajar, conocimos las industrias Kandu, una colaborativa que ofrece a personas con discapacidades un empleo significativo. Muchos de nuestros amigos de Parkview ahora trabajan en Kandu, usando sus destrezas y habilidades para hacer cuadro de fotos y bolsas para IV.

Para llegar al trabajo, nuestros amigos de Parkview necesitaban transporte. Entonces, con la cooperación de nuestra Red de Discapacitados regional, formamos otra colaborativa llamada Faith in Motion, apoyando la expansión de transporte publico en las áreas de Holland-Zeeland. Ahora, cada mañana y tarde el bus MAX lleva a nuestros amigos (mas otros) a sus empleos y también a lugares como el doctor, el supermercado, la playa y otras actividades comunitarias. El transporte público se ha convertido en uno de esas “infraestructuras” que hace que la comunidad incluya a todos.

Acceso nos llevo a relaciones y relaciones que nos han llevado a apoyar.

Este año que paso tomamos otro paso en nuestro viaje de desarrollo. Cada año, las Nominaciones Comunitarias están cargadas con responsabilidades para ayudar a nuestras congregaciones a identificar futuros ancianos y diáconos. El comité encuesta a la congregación para nominados para ancianos y diáconos.

Un nombre en particular surgió una y otra vez en los últimos años. Los domingos por la mañana en el servicio de adoración y los miércoles en la noche en “Holy Chow”, John realmente se ha salido de su camino para darle las bienvenidas a la gente, asegurándose que la gente estén pasando un buen tiempo y para recordar al pastor que cierta persona necesitan una llamada pastoral. Pero en años pasados su nombre fue descartado porque la discapacidad de John no lo calificaba para el puesto. Pero este año no fue así. John fue nominado, elegido, ordenado e instalado como un anciano de Second Church.

Pero algunos ajustes y acomodaciones tuvieron que hacerse.¿Y acaso no es eso lo que tenemos que hacer en cualquier relación, enfocándonos en nuestros dones y habilidades que podemos ofrecer a cada uno en vez de fijarse en una discapacidad?

Lo que comenzó 20 años atrás con el pase del Acta de Americanos con Discapacidades ha cambiado a Second Church a un cumplimiento hacia una comunidad, desde acceso a apoyo. En una nueva forma, nuestra atención esta reenfocada en los dones y habilidades de las personas y ayudar a las personas a hacer lo que establecimos 100 años atrás- simplemente “vivir en el reino”.

Aquellos que tengan oídos para escuchar, déjenlo escuchar

por David G. Myers, psicólogo social de Hope College en Holland, Michigan.

El grupo mas grande de feligreses con impedimentos físicos es también el menos visible-aproximadamente 17 por ciento (36 millones) de Americanos adultos informan tener perdida de audición. En Canadá, mas de la mitad de aquellos son sobre los 65 años y se predice que van ha tener perdida de audición.

A diferencia con los que tienen impedimentos de movilidad o pérdida de visión, aquellos que tienen dificultades para escuchar generalmente sufren en silencio, desapercibidos. En los Estados Unidos, acerca de 1 en 4-alrededor de 8.4 millones- han recibido ayuda con audífonos y otros 200,000 han tenido implantes cocleares.

Consiente de esta minoría invisible, en 1990 el Acta de Americanos con Discapacidades (ADA) dio el mandato de “instalar permanentemente un sistema auditivo” en “áreas de asamblea” (auditorios, teatros, etc.) que tengan sistemas PA o asientos fijos para “por lo menos 50 personas”.

Hay una excepción. Como el U.S. Access Board explica, “ADA no cubre club privados y entidades que son operadas y controladas por organizaciones religiosas”. Iglesias están exentas.

No obstante, queriendo que su gente pueda escuchar la Palabra de Dios, muchas iglesias ofrecen asistencia auditiva. Generalmente esto es FM o sistema infra red que requiere que personas busquen y usen audífonos notorios. La mayoría de estas unidades permanecen sin utilizarse.

Iglesias Británicas y Nórdicas ofrecen un sistema más fácil de usar que transmite una señal magnética directamente a los audífonos o implantes cocleares con un recibo “telecoil”. La primera vez que experimente esta tecnología fue en Iona Abbey en Scotland. Como la palabra llegaba a mis oídos, después de que resonara en paredes de piedras que tenían 800 años de edad, era indescifrable. Mi esposa, se dio cuenta de un cartel en la pared, me dio un codazo para que active el “telecoil” en mis audífonos nuevos. Derepente, en un momento mágico e inolvidable, las palabras del líder de adoración era tan claras, ¡como que si estuviera hablando dentro de mi cabeza! Sin preocupación ni vergüenza, mis audífonos estaban sirviendo como parlantes inalámbricos, ¡trayendo un sonido hecho especialmente para mis necesidades! Bucles auditivos también están en todos los taxis de Londres, en 18,000 oficinas de correos Británicos, en innumerables ventanas de boletos, farmacias y en la mayoría de catedrales e iglesias con sistemas PA.

Regresando a casa, instale un bucle auditivo en mi sala de televisión (habilitando mi televisor a transmitir el sonido a mis audífonos). Entonces emprendí la iniciativa de traer esta tecnología a mi propio Holland-Zeeland, Michigan. Aquí, la iniciativa a subseguido en comunidades desde Wisconsin hasta Arizona, iglesias han abierto el camino. La mayoría de lugares de adoración en Holland-Zeeland y Grand Rapids ahora transmiten el sonido directamente a personas con “telecoils” (que es ahora en todos los implantes cocleares y 60 por ciento de audífonos, con un receptor/audífono sirviendo a los demás, aunque pocos lo buscan).

Felizmente, esta ayuda auditiva compatible de asistencia auditiva esta ahora propagandose a través del paisaje. Grandes instalaciones nuevas incluye todos las áreas de acceso del Aeropuerto de Grand Rapids y (pronto) todos los stands de información del metro de la ciudad de New York. Además, la Asociación de Perdida Auditiva de America y Academia Americana de Audiologia recién lanzó una iniciativa conjunta para promover bucles auditivos en todo Estados Unidos. Una organización de servicio nacional va a estar promoviendo instalaciones en 540 clubs locales. Y medios de comunicación, incluyendo Scientific American, Chicago Tribune, AARP y “Science Friday” de la NPR, han figurado sus esfuerzos para doblar la función de audífonos.

Ayudando a la gente a escuchar la Palabra, iglesias estan apuntando el camino para un futuro más accesible para personas con perdida auditiva. Tal liderazgo cultural es un raro y maravilloso ejemplo de la iglesia en su mejor momento.

(Myers es el autor de A Quiet World: Living with Hearing Loss, Yale University Press. Para mas información vaya a la página www.hearingloop.org)

Posted in:

The Network hosts user-submitted content.
Posts don't necessarily imply CRCNA endorsement, but must comply with our community guidelines.

Let's Discuss…

We love your comments! Thanks for your help upholding the Community Guidelines to make this an encouraging and respectful community for everyone.