Rompiendo Barreras Edición 87 - Otoño 2010

  14 views

EDICION #87 OTOÑO 2010 - Un Ministerio de la Iglesia Cristiana Reformada   y la Iglesia Reformada en America  Disability Concerns

Amar y ser Amado en el Cuerpo de Cristo
Kara Weaver estudiante en su ultimo año en Hope College sacando una carrera en Asistencia Social  y en Ministerio Juvenil. Ella esta haciendo una practica de un año de duración con Disability Concerns de la RCA.

Yo amo a mi hermana Amber. Es hermosa, fuerte, vivaz, compasiva, talentosa y hábil. A ella le encanta bailar, cantar, nadar, montar caballos, ver películas y juntarse con sus amigos. Como cualquier hermana adolescente, a veces me irrita, me hace reír y constantemente saca mis cosas.

Amber no solo es una de mis mejores amigas e inspiraciones, pero también ella siempre me anima. Ella me da los mejores abrazos y acalora mi corazón con su sonrisa. Mientras que ella tiene su lado terco, ella siempre sabe que decir para hacerme sentir como la persona mas importante del mundo. Amber me ha enseñado como amar y como ser amada. Con su ejemplo, constantemente estoy aprendiendo que significa acercarse a Cristo con el corazón de un niño.

¿Mencione que Amber tiene Síndrome de Down?

Tener una hermana con una discapacidad es un regalo y una bendición para mí. Cuando les cuento a personas que mi hermana tiene Síndrome de Down constantemente evoca respuestas como “lo siento” o “eso debe ser difícil”. Invariablemente, estas son personas que no han pasado una cantidad de tiempo significativo con mi hermana. Ellos nunca han alabado junto a mi hermana, con sus brazos alcanzando los cielos, indiferente con los que la miran. Ellos nunca la han escuchado cantar. Ellos no estuvieron presentes cuando ella pidió ser bautizada, perdiéndose el gozo evidente en sus ojos cuando fue levantada del agua. Ellos nunca han experimentado el poder de sus oraciones.

Amber no es una distracción, una inconveniencia o alguien que hay que sentirle lastima. Ella es mi hermana a quien amo y atesoro. Ella es parte del cuerpo de Cristo.

 

Miedo a ser vulnerable-Miedo de estar en Silencio

Kelly Vander Pol se graduó en el año 2005 de Dordt College. Ella trabaja como periodista para el periódico de Iowa y tiene parálisis cerebral.

Un domingo por la mañana, sentí un codazo del cielo. Comenzó con Pastor Mark ruego pidiendo a más profesores de escuela dominical. Le murmure a la persona que estaba a mi lado, “Ric, ¡ahí tienes! Necesitan profesores; ¡hazlo!” Suspirando, me contesto, “Si, ¿encima de el Comité de Misiones, Comité de Planes a Largo Plazo y el Consejo? Lo dudo”.

La respuesta de Ric era entendible y muy familiar entre los miembros de la iglesia hoy en día, especialmente aquellos con ocupados horarios de familia y trabajo. La gente le gustaría decir no pero se sienten obligadas a servir. Sin embargo, no pude resistir el pensar, como se sentirá ser utilizado por la iglesia y aun queriendo un descanso de tantas actividades. Como será usar mis talentos y que sean valorizados.

 Esta primavera me ofrecí para crear hojas de registro para un retiro. El domingo siguiente, las hojas de registro que se usaron no eran las que yo había creado. En vez de decirme que mejor cambiara el formato-la cual hubiera sido completamente apropiado-alguien hizo nuevas. Esta decisión dio más trabajo a otros y transmitió un mensaje negativo hacia mí.

No soy ninguna extraña a las sinceras pero condesciendes intenciones de otros dejándome hacer mi parte pero me tratan como si fuera un niño que esta esperando actuar como un adulto. También se lo que es el aguijón del rechazo completo.

Haver experimentado condescienda y rechazo, ponerme hacia fuera es desalentador. Me da terror el pensar en poner mi corazón en un acto de servicio, sabiendo que alo mejor seré rechazada.

Aunque este con este miedo como también vulnerable, me da más miedo estar en silencio. Necesito usar los talentos que Dios me ha dado. El nunca me ha abandonado, incluso cuando no lo podía alcanzar. Le debo mi buena disposición y compromiso ha servir, no importa la respuesta que alo mejor recibiré.

Junto con un renovado compromiso de servir a mi Señor, he renovado el deseo de aprender-de aprender de su Palabra, de experiencias y de otros. Voy a ponerme la armadura completa de Dios, para que así pueda ser una niña de Dios lista y dispuesta. Quiero seguir aprendiendo, junto con los demás cristianos, de perdonar a otros y glorificar a Dios.

 

Tema

Otoño: Estadísticas de Canadá y el Bureau del Censo de Estados Unidos reportan que el 3 por ciento y 10.5 por ciento de personas 15 a 24 viven con una discapacidad. La edición de Rompiendo Barreras es por y acerca de gente joven que viven con discapacidades.

 

Ofreciendo Ministerio Juveniles que incluyan a jóvenes con discapacidades

Terry DeYoung es el coordinador de Disability Concerns en la Iglesia Reformada de America.

Ministerios Juveniles alo mejor no se oponen abiertamente a la inclusión de jóvenes con discapacidades, pero los actos de muchos programas comunican un bajo compromiso a esta meta.

En un estudio sacado de entrevistas con padres y guardianes de jóvenes con discapacidades, profesor de seminario Amy Elizabeth Jacober escribió en el Journal on Religion, Disability & Health Abril-Junio 2010 que padres “quieren que sus niños conozcan a Dios y experimenten la amistad con otros creyentes lo mejor que puedan”. Ella también encontró que los mismos padres “estas muy agradecidos hacia aquellos que se identifican ni como ministrando ni tampco enseñandoles a sus hijos como lo hacen con otros que están conectados con la iglesia”.

Como personas creadas en la imagen de Dios, jóvenes con discapacidades tienen algo valioso que ofrecer y “nosotros en el cuerpo de Cristo los necesitamos como ellos a nosotros”. Jacober anima la práctica de “ministerio juvenil encarnacional” que presenta a otros a la persona de Jesús y viajan con ellos para crecer en Cristo.

En discusiones informales, docenas de trabajadores juveniles y profesores de ministerios juveniles se les pregunto si tenían algún joven con discapacidades en su grupo juvenil o si sabían de ellos en otras iglesias. “Constantemente la respuesta fue no”, dice Jacober. “A lo mas, conoces un(a) joven pero agregan que la familia decidió que el grupo de jóvenes no era un buen encaje. O indicaron que no tenían idea como incluir a un(a) joven con discapacidades y no querían ofender o herir a nadie en cometiendo un error”.

Cuando a los padres se les pidió que sugirieran formas de cómo enseñar a sus niños acerca de Jesús y de la fe cristiana e incluir a jóvenes con discapacidades en el ministerio de jóvenes, varios pasos concretos surgieron:

  • Recuerden que los adolescentes con discapacidades son como primera cosa adolescentes, no una discapacidad que resulta ser un adolescente.
  • Haz una pequeña investigación y aprende como muchos jóvenes con discapacidades viven en tu comunidad.
  • Ponte a ti mismo y a otros en la posición de desarrollar relaciones con jóvenes discapacitados. Que no te de miedo de preguntarle a jóvenes discapacitados preguntas acerca de ellos mismos.
  • Pregúnteles a los padres acerca de su hijo(a), su discapacidad y sus propias vidas.
  • Converse con profesores de educación especial y lea todo lo que pueda encontrar en discapacidades especificas; espere que las cosas tomen mas tiempo y planee acuerdo a.
  • Conviértase en un partidario de jóvenes con discapacidades y sus familias.
  • Use un sistema de apoyo de amigos con discapacidades. La seguridad es la primera prioridad para cualquier padre y joven.
  • Utilice los grupos pequeños para facilitar una participación significativa y promueva interacción.
  • No se preocupe o no tenga miedo en cuanto un adolescente con discapacidades intelectuales le esta o no le esta llegando su mensaje acerca de Jesús. Tu trabajo es compartir a Jesús, no determinar que ls esta llegando o no esta llegando.
  • Adapte su programa y actividades para que verdaderamente pueda incluir a jóvenes con discapacidades. No solo déjelos observar y llame esto una participación.
  • Eduque a sus líderes, voluntarios y el grupo de jóvenes completo en asuntos que tengan que ver con adolescentes con discapacidades.

 

¡Si Solo Tu Supieras!

Heather Calton y Elly Van Alten son madre e hija. Elly sirve el Classis de Alberta del Norte (CRC) como Partidaria Regional de Discapacitados.

Heather: Imagínese esta escena. Una mujer con su hija, quizás caminando juntas en el supermercado o paradas en línea de un café. La hija de la mujer es obviamente tímida, difiriéndose a ella cuando se le hace una pregunta por la barista o híper conciente de donde esta su madre mientras camina por los pasillos. De vez en cuando la hija pasa la mano por la correa de la cartera de su madre, una promesa tranquilizadora de que ella esta con alguien a salvo. Alo mejor Ud. pensara que esta es una escena entrañable- un niño buscando seguridad con uno de sus padres o un niño ideal que nunca se va muy lejos. Déjeme hacer un pequeño ajuste a esta pintura en su mente: esa niña soy yo y yo tenía 25 años de edad en ese tiempo.

 Sufrí de depresión y ansiedad. Me ha plagado desde la primaria. No podía salir de mi casa sin una persona con la cual me sintiera segura y a veces no era suficiente. Muchas veces, el solo pensar que tenia que salir era suficiente para hacerme sentir físicamente enferma. Había veces que salir de la cama era mucho para mí. Tenemos un identificador de llamadas en nuestro teléfono porque de otra forma nunca contestaría el teléfono. Sin saber quien estaría en el otro lado de la línea telefónica seria suficiente para causarme un ataque de ansiedad.

¿Aquella escena que describí? Ese era uno de mis buenos días: resultado de un día o dos de aliento por parte de mi madre hasta que me sentía lo suficientemente segura para salir de mi casa- mi madre animándome para que la depresión no me consumiera. Tengo mucha suerte de tener a mi madre, como alguien que me anime y también como una persona de seguridad. Solía preocuparme que la fuera a desgastar.

Elly: Como madre, era muy difícil ver a mi hija tener depresión y ansiedad como también el efecto que estaba teniendo en su vida. Era mas difícil no saber cuanto podía empujar a mi hija ha hacer lo que tenia que hacer. Afortunadamente, como soy enfermera tenia algunas ideas de cómo y de donde podía obtener ayuda para mi hija. Desafortunadamente, mucha de la ayuda fue incompleta o ineficaz y no estaba hecha para sus necesidades específicas. Pasamos muchas noches hablando hasta las 2 o 3 de la mañana y hiendo a la sala de emergencia porque ella estaba tan depresiva que se sentía suicida.

Heather: Dos años después y ahora las cosas son un poco diferentes. Historias personales como esta en general tienen finales felices, edificantes y llenas de esperanzas, pero no voy hacer esto. No había nada que yo odiara más era cuando yo me sentía de lo peor y que me contaran una historia alentadora acerca de que yo nunca debería rendirme y que las cosas iban a mejorar. Alo mejor la persona que Ud. quiera compartir esta historia no quiere escuchar eso tampoco. No es sobre finales felices, pero sobre como hacer las cosas difíciles más tolerables.

 

De Amistades y Ángeles, Misiones y Osos

Kim Reohr sirve como la Partidaria de Discapacitados para First Church (RCA) en Albany, New York.

My hijo, ahora 22, nació pesando 6 libras siguiendo un embarazo difícil. Era una verdadera lucha alimentarlo desde la primera vez que lo alimente. Si solo hubiese sabido en ese tiempo lo que se ahora: El estimulo de estar tan cerca era abrumante para el. El contacto, olor y todo lo que tiene que ver con alimentar a un bebe en tus brazos era demasiado.

Temprano el fue diagnosticado con Déficit de Atención e Hiperactividad (DAH) y también se le encontró que tenia déficits cognitivos. Los problemas con alimentarlo continuaron en sus primeros años, ganando muy poco peso. Los doctores le tomaron muchos exámenes. A través de todo esto, el siempre tenia una gran sonrisa en su rostro.

La escuela comenzó y eso guío en como ayudarlo ha aprender como una persona individual. Personas nos dirían, “Nosotros tenemos una cierta forma de cómo enseñar a niños con discapacidades de aprendizaje”, y nosotros les respondíamos “pero nosotros le estamos enseñando a Stephen”.

El fue parte del grupo de jóvenes en la iglesia y ese fue el comienzo de grandes cosas para el. Le trajo amistades verdaderas, viajes, misiones, entendimiento de otros y mucho mas. También nos trajo respeto a nosotros. El fue al Camp Fowler (un campamento de la RCA en Speculator, New York) por muchos años como un campamentista, después como consejero y finalmente como voluntario en la cocina. Todo esto fue acompañado con la aceptación de quien es el. En su primer viaje a Fowler, Stephen se fue con siete camisetas dobladas y una semana después regreso con seis camisetas dobladas, pero después de solo una semana, el nos podía contar lo que cada planta podía hacer, como acampar y como alejar a los osos de hasta tu pasta de dientes.

El año pasado el se graduó de la escuela culinaria, empezó a trabajar en un supermercado local, paso cuatro de sus cinco exámenes de GED y saco su licencia de conducir. Todas estas cosas, nosotros pensamos que serian goles de toda una vida. Hace poco el fue nominado, elegido y ordenado como diacono.

Estamos tan agradecidos por los ángeles que le rodean. Ellos le han dado fuerzas para crecer en un mundo normal. A través de las luchas, sonrisas y éxitos, Stephen nos ha enseñado que todas las personas tienen fuerzas.

Es esencial que seamos partidarios por la inclusión de todas las personas en la vida de la iglesia.

 

Lección Clave para la Defensa Propia en la Iglesia: Solo Pregunte

Katie Prins es la Directora Ejecutiva de Servicios para Sordos y Personas con Problemas de Audición en Michigan.

Yo era la única hija sorda en una familia de seis. Nací prematuramente y debido a complicaciones me convertí completamente sorda. Fue a una escuela corriente con un intérprete, use audífonos, practique el leer de los labios y use lenguaje de signos como mi primer modo de comunicación.

Crecí atendiendo una Iglesia Cristiana Reformada predominadamente holandesa junto con mi familia en el Sur de California. En mi experiencia, interpretes de iglesias principalmente interpretan en iglesias comunitarias, en mega-iglesias o en sus propias iglesias, pero no en la CRC. Mi iglesia no tenía otra persona sorda que supiera lenguaje de signos. Además, yo era una adolescente tímida que prefería estar fuera de la luz de foco. Por estas razones, yo no busque un intérprete. En vez, durante el servicio, yo hojeaba la biblia o leía libros cristianos que traía conmigo.

Acepte que era la única persona sorda en la iglesia, pero cuando pase a ser una adolescente me empecé a dar cuenta que no era un ambiente inclusivo. Yo quería seguir con mi fe y entones empecé a explorar diferentes opciones. Entre el 8vo grado y el 3er año de secundaria un mujer de la iglesia voluntariamente se ofreció a transcribir el sermón de la semana anterior de un cassette y yo leería aquel sermón la semana siguiente en la iglesia. Como otros en la congregación, la palabras de mi pastor ahora me inspiraban y crecí en mi fe. Aquella mujer hizo esto por mí fielmente y casi nunca se perdía una semana por cuatro años. Por medio de estos sermones, me volví más familiar con la Biblia y el contenido histórico detrás de las historias bíblicas. Aprendí a aplicar la Biblia al mundo de hoy y como los cristianos deberían reaccionar en ciertas situaciones. Y, descubrí que donde hay voluntad, hay una forma.

El mismo año que saque mi licencia de conducir, aquella mujer se cambio a otro lugar. Sin los sermones listos para mí en mi propia iglesia, empecé a atender una iglesia comunitaria cerca porque proveía dos intérpretes cada semana. Varias otras personas sordas también atendían. Mientras mi corazón todavía pertenecía a la CRC, yo necesitaba acceso a la Palabra de Dios. Atendí la iglesia comunitaria a intervalos por casi dos años antes que me fuera estudiar a la universidad.

Por medio de esta y otras experiencias, aprendí que era mejor encontrar una iglesia que yo quería atender y no la iglesia que era fácil.

 Entonces mi aliento para otros es siempre ser partidario para ti mismo, incluso en la iglesia de Dios y no rendirse.

Hoy, asisto una congregación CRC en Michigan que provee un intérprete cada semana, pero solo después que yo pedí uno. Nuevamente, yo soy la única persona sorda en mi iglesia, así como cuando yo era una niña en el sur de California, pero esta vez estoy ahí con la congregación y con cada sermón.

 

Formas de Atraer a Joven y Adultos Jóvenes

Mark Stephenson es el Director de Disability Concerns, Iglesia Cristiana Reformada.

¿Buscando diversas posibilidades para atraer gente joven acerca de temas de la discapacidad en formas que sean interactivas y educacionales? Aquí hay tres posibilidades:

  • Sean Forbes es un rapero sordo de Detroit el cual recién firmo un contrato discográfico. “Soy sordo” (I’m Deaf) disponible en iTunes, juega creativamente con estereotipos con sus letras de canciones como esta, “Me veo como un Cyborg. Soy tan robótico. Seré el siguiente vocero para Hooke on Phonics”. Su pagina en la Internet “deafandloud.com” toca el video de “I’m Deaf”. Forbes ayudo a empezar el Network de Sordos Profesionales, haciendo que la música sea accesible para personas sordas o con problemas auditivos.
  • D.J. Svoboda creo “Imagifriends” basado en situaciones difíciles que el paso creciendo con autismo. Los colores vibrantes de Imagfriends se ayudan entre ellos en Imagiville, donde todos son aceptados. “Quiero usar mi arte para animar a otros con autismo y para hacerles saber que ellos también puedes hacer el mundo un lugar mejor”, dice Svoboda quien le encanta compartir su fe. Imagifriends también esta en libros, puzzles y en su propia pagina de Internet (www.myimagiville.com).
  • Con la ayuda de una silla de ruedas, grupos de jóvenes pueden hacer una auditoria de accesibilidad en sus iglesias, aprendiendo acerca de accesibilidad y empatia hacia personas con discapacidades mientras proveen un valioso servicio a la iglesia. Anda a network.crcna.org/disability y busca por “youth accesibility audit.” para obtener un artículo y conexiones para formatos de auditoria.

 

¡Gracias!

Muchas gracias a un donante de la CRC de Canadá que en forma anónima dio $6,500 hacia el diseño, impresión y costos de correo que Rompiendo Barreras incurrió en esta edición de Rompiendo Barreras. Nosotros apreciamos profundamente este apoyo.

Rompiendo Barreras es una publicación trimestral conjunta con la Iglesia Cristiana Reformada y la Iglesia Reformada de America. Cerca de 70,000 copias impresas son mandadas a congregaciones de la CRC y a suscriptores individuales y cerca de 10,000 son mandadas a congregaciones RCA. Por medio de una asociación aprobada por la Junta Directiva de la CRC y el Consejo General del Sínodo de la RCA, nuestras dos oficinas de Disability Concerns mantienen presupuestos separados pero trabajan cooperando juntos para desarrollar y compartir recursos.

Para mas información o para proveer apoyo financiero, contacte CRC Disability Concerns (2850 Kalamazoo Ave. SE, Grand Rapids, MI 49560; www.crcna.org/disability) o RCA Disability Concerns (4500 60th St. SE, Grand Rapids, MI 49512; www.rca.org/disability).

-Mark Stephenson y Terry DeYoung

Posted in:

The Network hosts user-submitted content.
Posts don't necessarily imply CRCNA endorsement, but must comply with our community guidelines.

Let's Discuss…

We love your comments! Thanks for your help upholding the Community Guidelines to make this an encouraging and respectful community for everyone.