Tomando Pasos para Combatir el Racismo

  10 views

Desde la muerte de George Floyd el 25 de Mayo en Minneapolis, Minn., la Oficina de Relaciones Raciales de la Iglesia Cristiana Reformada en América del Norte ha estado ocupada manejando solicitudes de iglesias de toda la denominación en busca de recursos y asistencia para abordar el racismo.

Ya se trate de materiales escritos, recomendaciones en video o solicitudes de ayuda personal, las congregaciones han inundado la oficina pidiendo ayuda para saber cómo responder.

El evento específico que despertó este interés fue un video que circuló por el mundo mostrando a un oficial de policía de Minneapolis arrodillado sobre el cuello de Floyd durante casi nueve minutos causando la  muerte de George Floyd de 46 años.

Una empleada de una tienda llamó al número 911 diciendo que Floyd había comprado cigarrillos con un billete falso de $20. La muerte de Floyd  causó en el pueblo un gran sentido de rabia contra el racismo sistémico motivándolos a tener una actitud más activa  contra el racismo.

“Absolutamente, las solicitudes de ayuda aumentaron en gran número desde que sucedió este hecho ”, dijo Idella Winfield, especialista administrativa de la Oficina de Relaciones Raciales (ORR). “Antes, había iglesias que no se involucraban en el tema, sin embargo ahora son muchas las que quieren ser parte de este proceso.”

Sólo en el área de Minneapolis existen dos  ejemplos claros de congregaciones de la ICR que  han despertado de forma clara a la necesidad de abordar el racismo en su propio medio.

Uno de ellos es la ICR Faith en New Brighton, Minnesota. Adam Stout, uno de los pastores se comunicó con  ORR para hacer una presentación vía Zoom. Esta oportunidad ofreció el espacio para el diálogo sobre temas de racismo.

El otro ejemplo es la ICR Calvary en Edina, Minnesota, donde además se dió la oportunidad de compartir un tiempo de remordimiento. Esto sucedió una semana después  de la muerte de Floyd.

ICR Faith

El concilio de la iglesia, realizó un retiro en el 2018. La ICR Faith tenía ya el objetivo de discutir y encontrar formas de tratar de ayudar a lograr la reconciliación racial en su comunidad en general, dijo Stout.

Como forma de inicio, entablaron una relación con una iglesia local cercana Afroamericana, y trazaron algunos planes en el 2019, con el propósito de tomar pasos concretos en el 2020. Pero, la pandemia COVID-19 intervino.

“El esfuerzo por motivo de la pandemia no prosiguió. Cuando  George Floyd fue asesinado, hubo mucha indignación y lo que aún era abstracto se hizo real. No pudimos evitar abordarlo. Teníamos que hacerlo de una forma u otra ”, dijo Stout.

“Nuestra iglesia tuvo el desafío de buscar formas en las que podríamos contribuir al trauma continuo de ser negro en los Estados Unidos.”

Muchos miembros de la iglesia, tras la muerte de Floyd participaron en marchas de protesta..

Stout predicó  una serie de sermones sobre el libro de Amós, y acerca de la justicia al pueblo de Israel. Stout continuó explorando posibilidades de conectarse con líderes de una iglesia local donde la mayoría fuera negral. Posteriormente, la congregación se conectó con ORR realizando una  reunión vía Zoom a principios de octubre. Se ofreció información acerca del racismo, además de un tiempo de adoración.

Ruthanan Crapo- Lin, profesora de filosofía y experta en la equidad racial de la Universidad Estatal, junto con Idella Winfield y Viviana Cornejo de la Oficina de Relaciones Raciales, , fueron parte de la conversación sobre el antiracismo.

“La iglesia ya estaba avanzando en una proceso de reconciliación racial, pero la muerte de Floyd fue derramar gasolina en un incendio”, dijo Crapo-Lin.

En la reunión en línea, Crapo-Lin habló de las políticas y programas que la iglesia podría rar tomar en cuenta si quieren seguir avanzando en la reconciliación racial. Mientras hablaba, usó el Salmo 23 para ayudar a ilustrar puntos sobre cómo las iglesias fueron guiadas por Dios a través de tiempos difíciles y mejores.

“Mi esperanza es que las iglesias vean cada vez más que la reconciliación racial es parte integral de la misión de la iglesia, que esto es el corazón mismo del evangelio”, dijo. “Incluso hablar de esto en una iglesia puede ser difícil, pero es muy esencial.”

Stout dijo que reunirse con representantes de ORR, recibir consejos de ellos y escuchar a Crapo-Lin fue útil mientras la iglesia examina  su futuro. Sin embargo, no todos piensan lo mismo. Esto podrá ser una realidad si los miembros de la iglesia siguen adelante. “Si vamos a entrar en la visión del reino de Dios, tenemos que seguir hablando y trabajando,” dijo Stout.

ICR Calvary

De pie frente al emporio donde justamente murió George Floyd, Katie De Kam leyó el Salmo 6 como parte de un servicio de remordimiento, realizado el 1 de Junio, justo una semana después de la muerte de Floyd.

Un maestro de escuela local y De Kam fueron uno de los tres miembros de la ICR Calvary leyeron salmos y oraron como parte de ese servicio, incluyendo al final canción de dolor.

“Señor, no me reprendas en tu ira ni me disciplines en tu ira”, leyó. “Ten piedad de mí, Señor, porque estoy cansado; Sáname, Señor, porque mis huesos están en agonía. Mi alma está en profunda angustia. ¿Cuánto tiempo, Señor, cuánto tiempo?”

Mientras la gente se arremolinaba en el fondo, mostrando una imagen de Floyd pintada en un edificio, De Kam terminó el salmo y oró: “Buen Dios, perfecto y santo, eres mucho más grande que nosotros. Soy mujer y de raza blanca. Mi experiencia es muy diferente a la de las personas de color en mi ciudad. . . . Estoy agradecida de que todos podamos volvernos hacia ti y juntos y a nuestra manera, expresar nuestro dolor.”

Nick Van Beek, pastor de la ICR Calvary dijo que el servicio de dolor fue el comienzo de un proceso en el que ahora se encuentran, tratando de resolver cómo avanzar para abordar el racismo en la comunidad local.

“El asesinato de George Floyd fue un punto de inflexión para nosotros. Ya no podemos ignorar esto,” dijo. "Como embajadores del amor de Cristo, ¿cómo podemos abordar esto? ¿Cómo podemos vivir la justicia en el quebrantamiento de nuestra ciudad?"

Su iglesia se conectó con una iglesia cercana que es su mayoría son de raza negra, La Iglesia Bautista Nueva Creación, y están comenzando a trabajar para entablar una relación.

“Si bien es cierto hay mucha discusión, visión y oración que aún debe suceder, sin embargo estamos convencidos de que esta es una gran oportunidad para desarrollar una fraternidad  con personas de otra raza, asociarse juntos en un ministerio centrado en el evangelio y participar en el ministerio de la reconciliación unos con otros,” dijo Ver Beek.

El concilio de la iglesia está  estudiando el libro Justicia Generosa de Tim Keller. Pero mientras hacen todo esto, los líderes de la iglesia son sensibles al hecho de que primeramente es el mensaje del evangelio y luego hacer justicia .

“Nuestro llamado es  proclamar el evangelio sin promover una perspectiva política,” dijo Van Beek. Puede ser una línea muy fina para caminar, pero necesaria. "Como iglesia, es muy importante entender que no tenemos todas las respuestas."

La Oficina de Relaciones Raciales

Siendo remecidos  por los eventos ocurridos  esta primavera, muchos en la ICRAN  buscan respuestas, recursos y un camino a contra el racismo, que pareciera  cada vez ser más difícil de ignorar en nuestro mundo, dijo Mark Stephenson, director interino de ORR.

“Varios factores nos han hecho conscientes del dolor y la frustración del racismo personal y sistémico en los Estados Unidos y en otros países, especialmente el horror de ver morir a un hombre,” dijo Stephenson, refiriéndose a Floyd.

“Estoy agradecido por el creciente interés en desmantelar el racismo entre muchas personas, incluyendo  los cristianos blancos. Solo espero que esto no sea solo algo del  2020 y que la gente el próximo año vuelva  a trabajar como de costumbre.”

La esperanza y oración de Stephenson, dijo, es "que el despertar de este año traiga un deseo real de cambio, especialmente entre nosotros los blancos que más nos beneficiamos del racismo sistémico.”

Será necesario centrarse en desarrollar mejores relaciones con las personas de color, sin importar lo difícil que pueda resultar. Esto puede hacerse a través de la educación y la creación de conciencia, y especialmente simplemente hablando entre nosotros en cualquier lugar que nos encontremos.

“Pero como un amigo negro más de una vez me ha dicho, para aquellos de nosotros los blancos que queremos ser aliados para un cambio real, nos va a costar, porque tendremos que enfrentarnos a personas y sistemas que nos permiten privilegios y oportunidades que las personas de color no tienen,” dijo Stephenson. “Nos costará, y eso es precisamente lo que Jesús nos llama a hacer: negarnos a nosotros mismos, tomar nuestra cruz y seguirlo.”

Posted in:

The Network hosts user-submitted content.
Posts don't necessarily imply CRCNA endorsement, but must comply with our community guidelines.

Let's Discuss…

We love your comments! Thanks for your help upholding the Community Guidelines to make this an encouraging and respectful community for everyone.