Un Cambio por Medio de la Interrupción

  9 views

La reciente pandemia ha interrumpido la vida de la iglesia. Los pastores y los líderes de la iglesia rápidamente aprendieron a usar plataformas sociales como Facebook y Zoom. Cuando  la pandemia termine, ¿volverán ellos a utilizar lo que funcionaba en el pasado? ¿Deberían hacerlo?

Algunos no.

Una razón es la globalización. En la mayoría de las comunidades en los Estados Unidos, la diversidad es una necesidad para sostener la iglesia. Las mega iglesias, principalmente en el suroeste, navegan por la diversidad asimilando las tradiciones evangélicas y pentecostales.

Sin embargo, algunos líderes han expresado públicamente su pesar  el hecho de que los miembros no manifiestan una fe significativa. Otras iglesias se encierran en sí mismas y refuerzan las tradiciones que los han sostenido en el pasado, pero lo hacen a costa de discipular las personas nuevas a medida que la diversidad aumenta en sus comunidades. Sin luchar con la creciente diversidad en sus comunidades, los líderes tendrán edificios vacíos o miembros descontentos de edificios vacíos de aquellas congregaciones que cerraron. Al final morirán o construirán un enclave sin hacedores de discípulos.

El camino a seguir es a través de un liderazgo valiente y con la convicción de recibir a todas las personas y las agallas de hablar sobre lo que nos une y lo que nos divide. La división siempre es mayor cuando se deja a la imaginación. Consiste también en creer que el dolor que se expresa es real, ya sea que este haya sucedido ayer o es del recuerdo generacional. El dolor no resuelto afecta a toda la iglesia. Refuerza una división entre etnias y la credibilidad de la iglesia de Marte.

Durante esta temporada de adoración en el hogar, he podido visitar muchas más iglesias que antes de la pandemia. En Oakland, California, los pastores Kyle y Bernard reúnen a las culturas Anglo y Afro-Americana. Catherine Evans-Smith, pastor asociada proveniente del Reino Unido, aporta un sabor internacional al liderazgo de la iglesia. El resultado es una iglesia diversa compuesta por Anglos, Asiáticos, Afro-Americanos y Latinos.

Además de la diversidad étnica, las personas provienen de diferentes ámbitos de vida, por lo que no solo les apasiona hablarles sobre Cristo, sino que además abogan por la equidad racial, la seguridad pública, la educación y la economía local. Es una congregación que crece, y capaz de conectarse con la justicia social porque su gente está obligada a vivirla. El liderazgo camina con ellos tanto en sus hogares como en el proceso político.

Jesús dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida. La belleza de ser parte de la comunidad de fe reformada es el hecho de ser creyente está siempre unido a la Escritura y está reformando la práctica hacia la Escritura. Este tiempo es emocionante para enfrentar el  Evangelicalismo, el Pentecostalismo y el Elitismo que etiquetan a las personas cerrando la puerta al diálogo complejo tan necesario sobre el pecado del racismo. 

Si creemos que Jesús es el camino, animo a todos entonces a vivirlo. Arrepentirse, reprender y exhortar. Arrepentirnos de cómo actuamos hacia el otro. Reprender los comentarios racistas de las personas y de la injusticia en las comunidades. Enseñar a los niños el camino en palabras y hechos. Y exhortarnos a todos a amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. ¡Aleluya!

Posted in:
Image Credit

The Network hosts user-submitted content.
Posts don't necessarily imply CRCNA endorsement, but must comply with our community guidelines.

Let's Discuss…

We love your comments! Thanks for your help upholding the Community Guidelines to make this an encouraging and respectful community for everyone.