Campeones de la Justicia - Victoria Gibbs

  5 views

En celebración de los 50 años de la Oficina de Relaciones Raciales (ORR), presentamos las historias de personas en la ICR que han estado demostrando activamente una pasión por las congregaciones multiculturales y un compromiso con el antirracismo. Llamamos a las personas que han estado ejemplificando estos ideales, "Campeones de la Justicia". Estos “Campeones” son los nominados al premio Dante Venegas que se entregará en Inspire 2022 en Chicago en agosto.

Estamos orgullosos de presentar a Victoria Gibbs como una de estas nominadas.

Aquí hay un poco más sobre Victoria y su trabajo:

Soy lal mayor de 6 hijos de Virginia y Eugene Proctor. Soy madre de dos hijas y tres hijos. Su padreya falleció. Tengo 13 nietos y 1 bisnieto.

Trabajar a través de los misterios de las llamadas relaciones "raciales" será parte de mi vida hasta que Jesús me llame para que regrese a casa. Nueve de mis nietos son birraciales. Seré llamada a su lado mientras navegan por los aspectos duales de sus identidades raciales.

En la ICR he trabajado en muchos entornos: Coordinadora de la conferencia multiétnica, coordinadora del ministerio de grupos pequeños y directora de Home Missions de la ICR y de Madison Square Church. He estado involucrada activamente con la pasión de desmantelar el racismo en la Iglesia Cristiana Reformada desde 1999 hasta el presente. Este celo se expandió cuando me convertí en una trabajadora de primera línea con Congregaciones Organizándose para la Reconciliación Racial (CORR). El enfoque se ha vuelto mucho más amplio que la ICR y muchas organizaciones están siendo entrenadas para ser antirracistas.

Por un espacio corto estuve involucrada como directora interina de Tall Turf Ministries. Ese puesto lo tomé como resultado de desear que los jóvenes se involucren en estos temas a una edad más temprana. También asumí otra breve asignación como tesorera de Merrill Township Treasurer en el condado de Newaygo, Michigan.

Realmente disfruto trabajar afuera en el jardín, fotografiar, clasificar pájaros y hacer álbumes de recortes.”

Victoria comparte sus pensamientos sobre su trabajo contra el racismo:

“Mi trabajo de defensa comenzó cuando trabajé para seguir las instrucciones de los adultos en mi mundo que me enviaron a Oakdale Christian School (Grand Rapids, Michigan) donde me convertí en la primera afroamericana en graduarse de la escuela en 1965. Estaba claro que el objetivo era que llegara a asimilarme. Luego me gradué como la segunda afroamericana en la escuela GR Central Christian en 1970.

Me mudé a Los Ángeles, California, donde nacieron todos mis hijos. Pude ver que el mundo estaba era mucho más que Blanco y Negro. Cuando regresé a Michigan me convertí en la trabajadora de alcance comunitario de la Primera Iglesia Cristiana Reformada. El atractivo inicial de este puesto fue mi deseo de trabajar con personas que estaban en recuperación. Pasaron años antes de darme cuenta de que la causa que lleva a la adicción está muy relacionada al racismo.

Dios encendió la chispa en mí cuando asumí el papel de Coordinadora de la Conferencia Multiétnica (CME) para la ICRAN. Nunca olvidaré la planificación y luego la experiencia del servicio de adoración conjuntamente con el Sínodo y los participantes de la CME. Este servicio contó con pastores de 14 diferentes grupos étnicos reunidos en un círculo en el escenario de la capilla de Calvin College (ahora Universidad) con las manos levantadas mientras sus rostros miraban a los participantes. Cada pastor debía recitar una línea del credo de los apóstoles en su propia lengua materna. Me sobrecogió la confirmación de que esta vista es lo que alegra el corazón de Dios.

Las Congregaciones Organizadas para la Reconciliación Racial (CORR, por sus siglas en inglés) fue un punto crítico para yo entender el por qué esta imagen que había estado tan grabada en mi corazón siempre fue virtualmente imposible de experimentar. Mis años con CORR me enseñaron como el concepto de raza se ha convertido en la herramienta que el enemigo de Dios ha usado para evitar que se actualice la oración de Jesús en Juan 17, "que el mundo sepa que somos uno por nuestra unidad". Disfruto entregar el material de el lugar de negación al lugar en entender que el racismo es un problema. Solo puedo compararlo con el gozo de ver a tu bebé aprender a caminar. El corazón mismo de lo que creo es mi trabajo, es el estar guiando a la gente al lugar donde todas las leyes de los libros no crearán el corazón transformado que Dios desea.”

 

Posted in:

The Network hosts user-submitted content.
Posts don't necessarily imply CRCNA endorsement, but must comply with our community guidelines.

Let's Discuss…

We love your comments! Thanks for your help upholding the Community Guidelines to make this an encouraging and respectful community for everyone.