El Racismo y la Biblia

  384 views

No hace mucho, en mayo 2013, el sitio web de la Asociación Evangelística Billy Graham tuvo que responder a esta pregunta: “¿Es cierto que Dios maldijo a uno de los hijos de Noé, que se convirtió en el fundador de la raza negra? Mi tío tiene muchos prejuicios contra las personas de otras razas y usa esto para defender su posición”. La pregunta se refería a la mal llamada “maldición de Cam” en Génesis 9:18-27. Muestra el legado perdurable de cómo la mala interpretación bíblica puede fomentar el racismo.

La “maldición de Cam” fue el pasaje más utilizado para justificar la superioridad blanca y la esclavización de los negros. En Génesis 9, Noé se emborrachó y se acostó desnudo en su tienda. Cam, uno de los hijos de Noé, “vio la desnudez de su padre” y se lo contó a sus dos hermanos (Gn. 9:22). Noé, al darse cuenta de lo sucedido, pronunció las siguientes maldiciones y bendiciones: “¡Maldito sea Canaán! El más bajo de los esclavos será para sus hermanos… ¡Alabado sea el Señor, el Dios de Sem! Que Canaán sea esclavo de Sem. Que Dios extienda el territorio de Jafet; que habite Jafet en las tiendas de Sem, y que sea Canaán sea el esclavo de Jafet” (Gn. 9:25-27). Debido a que Génesis 10 enumera a Egipto y Put, que estaban en el norte de África, entre los descendientes de Cam, se argumentó popularmente que los africanos negros también son descendientes de Cam. Por lo tanto, se creía que la maldición de la esclavitud también se aplicaba a ellos. También se pensó erróneamente que la palabra hebrea "Cam" significaba "negro".

Los cristianos del siglo XIX usaron este pasaje para justificar la superioridad de los blancos y la esclavitud de los negros. Incluso el influyente teólogo reformado holandés Abraham Kuyper creía en la maldición de Cam. Escribiendo en Common Grace, vol. 1 (Lexham Press), Kuyper señaló la "bendición total de Noé para Sem, su bendición parcial para Jafet y su maldición para Cam". Él vio la maldición de Noé como la razón por la cual “los descendientes de Cam nunca pudieron alcanzar importancia”. La "maldición de Cam" persistió hasta bien entrado el siglo XX cuando la Biblia de referencia Scofield (1917), una de las Biblias de estudio más populares e influyentes de Estados Unidos, la popularizó aún más entre los cristianos.

Esta interpretación de la “maldición de Cam” es errónea por varias razones. En primer lugar, la maldición no recae sobre Cam, sino en el hijo de Cam, el nieto de Noé, Canaán. Por lo tanto, literalmente hablando, la maldición se aplica sólo a Canaán y sus descendientes, no a Cam ni a sus otros hijos de Cus, Egipto y Put y sus descendientes. Y los cananeos que vivían en la tierra de Canaán no eran negros.

¿Pero por qué se pronunció la maldición sobre Canaán en primer lugar cuando su padre, Cam, era el culpable? ¿Y por qué elegir a Canaán entre los cuatro hijos de Cam? ¿Por qué no Egipto, Cus o Put? Génesis 9:25-27 es un relato etiológico, que explica la causa o el motivo de algo. Canaán era la nación que ocupaba la Tierra Prometida antes de que Israel la conquistara. Por eso Canaán, y no los otros hijos, fue señalado. Esta maldición explicó teológicamente el sometimiento de los israelitas a Canaán. Algunos eruditos sugieren que la esclavitud de los gabaonitas en Josué 9 cumplió esta maldición. No hay nada aquí que conecte la maldición con los africanos.

En segundo lugar, fue un ser humano defectuoso, un Noé borracho, quien pronunció la maldición, no Dios. ¿Es la maldición de Noé sobre Canaán una prescripción o una descripción? ¿Está registrada como una prescripción para subyugar a los cananeos a perpetuidad, o es una descripción para explicar por qué los cananeos se enfrentaron efectivamente  a la subyugación? La mayoría de los estudiosos de la Biblia creen que cuando el Génesis tenía su forma escrita final, Israel ya había conquistado Canaán. Por lo tanto, la maldición de Noé sobre Canaán es una explicación teológica a posteriori.

Por último los cananeos ya no existen hoy en día como grupo étnico distinto. Por lo tanto, incluso si tomamos la maldición de Noé sobre Canaán literalmente, ya no es relevante hoy en día.

Sin embargo, los prejuicios raciales siguen perpetuando esta falsa interpretación como sanción divina para las actitudes racistas. Hay otros pasajes bíblicos y mandatos que se utilizan para justificar el racismo, como la utilización de las prohibiciones del Antiguo Testamento sobre los matrimonios mixtos para prohibir los matrimonios interraciales. Pero ahora quiero hablar de cómo la Biblia puede fomentar el antirracismo.

En primer lugar, Jesús fue un Salvador de sangre mixta, no un judío de sangre pura. La genealogía de Mateo de Cristo (Mt. 1: 1-17) destaca de forma a cinco mujeres: Tamar, que sedujo a su suegro para continuar la línea de Er (Gn. 38); Rahab, la prostituta; Rut, la moabita; Betsabé, la esposa de Urías; y María, la madre de Jesús. Sólo María era definitivamente judía. Rahab era cananea, y Tamar posiblemente también lo era. Rut era moabita, y Betsabé, al ser la esposa de Urías el hitita, era probablemente una hitita, una de esas cananeas malditas. Sin embargo, ¡todos ellos eran antepasados ​​de Jesús el Mesías! Hay diversidad étnica en el linaje de Jesús, lo que simboliza que es realmente el Salvador del mundo, de todos los grupos étnicos, no sólo de Israel. Este hecho también socava el uso de la Biblia para prohibir los matrimonios interraciales.

En segundo lugar, como explica el informe sinodal de la Iglesia Cristiana Reformada La diversidad y unidad de la familia de Dios (1996), “la reconciliación con Dios y la reconciliación entre nosotros son inseparables en la obra salvadora de Dios” (p. 29). Esto es más claro en Efesios 2:11-22. Muestra que “el programa de reconciliación de Dios no es simplemente vertical (reconciliando a los creyentes, el mundo y todas las cosas consigo mismo) sino también horizontal (reconciliando a judíos y gentiles, circuncisos e incircuncisos)” (p. 19). Cristo “ha hecho de los dos (judíos y gentiles) una sola cosa y ha destruido la barrera, el muro de separación de la de hostilidad” (Ef. 2:14).

La reconciliación espiritual con Dios significa también la reconciliación social de unos con los otros, incluida la reconciliación étnica y racial. Es un paquete, por así decirlo. Si la “cosa principal” de la iglesia es reconciliar a las personas con Dios, entonces incluye reconciliar a las personas entre sí, incluyendo la reconciliación racial. Hacer un trabajo antirracista no es desviarse de la vocación principal de la iglesia. Es parte de mantener lo principal como lo principal. “El ministerio de reconciliación de la iglesia no es una idea humana o una agenda política, sino una parte integral del programa de reconciliación de Dios” (La diversidad y unidad de la familia de Dios, pág. 18).

Esta verdad se refleja en la Gran Comisión de Cristo: “Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones” (Mt. 28:19). La palabra traducida como “naciones” en el griego original es ethnos, de la que obtenemos la palabra “étnico”. Jesús estaba ordenando a sus 11 discípulos judíos que hicieran discípulos de otras etnias y naciones. La Gran Comisión era transcultural en su ADN. Y dada la historia de aislamiento e incluso de prejuicios de los israelitas contra los gentiles en aquella época, el discipulado transcultural habría requerido alguna forma de reconciliación racial o étnica. Como mínimo, los discípulos debían hacer un autoexamen y arrepentirse de las actitudes prejuiciosas. Pedro, por ejemplo, necesitó oír la voz de Dios tres veces en una visión antes de aceptar ministrar a los gentiles (Hechos 10).

Esta breve exploración no agota la visión bíblica de la unidad humana en la diversidad. Pero permítanme terminar con la visión de Apocalipsis 7:9, donde una gran multitud “de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas” se reúne para adorar a Cristo. Nuestras identidades étnicas o culturales no son tan importantes como nuestra identidad en Cristo. Pero no se borran ni se pierden. Incluso en el cielo, esas diferencias culturales y étnicas permanecerán, pero al servicio de Dios.

Posted in:

The Network hosts user-submitted content.
Posts don't necessarily imply CRCNA endorsement, but must comply with our community guidelines.

Let's Discuss…

We love your comments! Thanks for your help upholding the Community Guidelines to make this an encouraging and respectful community for everyone.