Campeones de la Justicia - Bing Goei

  4 views

Para celebrar los 50 años de la Oficina de Relaciones Raciales (ORR), estamos presentando las historias de personas de la ICR que han demostrado activamente su pasión por las congregaciones multiculturales y su compromiso con el antirracismo. Llamamos a estas personas que han  estado ejemplificando estos ideales, "Campeones de la Justicia". Estos “Campeones” son los nominados para el premio Dante Venegas que se presentará en Inspire 2022 en Chicago el próximo agosto.

Estamos orgullosos de presentar a Bing Goei como una de estas nominados.

He aquí un poco más de historia sobre Bing y su trabajo:

Bing Goei nació en Yakarta, Indonesia. Cuando tenía seis años, los padres de Bing y sus cinco hermanos huyeron de Indonesia con la llegada del comunismo. Vivieron en los Países Bajos durante cinco años, luego emigraron a los Estados Unidos y llegaron a Grand Rapids, Michigan el 9 de enero de 1960 bajo el patrocinio de la iglesia cristiana reformada de Fuller Ave.

Bing se desempeñó como el primer Director Ejecutivo de una minoría de un ministerio en la ICRNA como Director Ejecutivo de SCORR de 1987 a 1993. Actualmente es el propietario mayoritario y director ejecutivo de Eastern Floral y fundador del centro Goei. Bing ha recibido muchos premios por su labor en materias de diversidad y justicia racial. Sus negocios también han recibido varios premios locales, estatales y nacionales de sus compañeros.

Bing se casó con su esposa, Jean, en 1969 y han sido bendecidos con 5 hijos y 17 nietos. Han sido miembros de la ICR East Leonard durante más de 55 años. Han servido a ELICR en muchas capacidades diferentes, incluyendo líderes de grupos de jóvenes y otros ministerios relacionados con la juventud. Bing se ha desempeñado como Anciano y Diácono, así como Presidente del concilio y ha enseñado a grupos de estudio bíblico.

He aquí las reflexiones personales de Bing sobre su labor de defensa del antirracismo:

Es muy evidente que el plan de Dios para mi vida se ha trazado desde el principio. Desde que nací de Yam Soen Goei y su esposa Lian Swan Kno el 22 de Mayo de 1948, una pareja cristiana que vivía en Indonesia, que en aquella época tenía un 97% de población musulmana. Dios también planeó que yo viviera en los Países Bajos durante mis años de infancia, de 1954 a 1959. Durante estos años pude aprender el idioma holandés y la cultura holandesa. Dios sabía que esta experiencia me ayudaría en mi cargo, ya que Dios me llamó a guiar la ICRAN en el ministerio del Comité Sinodal de Relaciones Raciales (SCORR).

El plan de Dios para usarme como miembro de la comunidad empresarial se determinó cuando Dios llamó a la ICR Fuller Ave para patrocinar a mi familia como refugiados políticos indonesios a Grand Rapids en 1960. Esto estaba en el plan de Dios porque uno de sus diáconos era Frank DeVos, el fundador de Eastern Floral. Y mi entrada en el mundo del negocio de las flores fue gracias al trabajo de Frank, quien fue fundamental para conseguir un trabajo para mi padre en una empresa local de flores al por mayor como conserje. Pude trabajar en ese negocio durante mis años de escuela secundaria y universitaria.

La asombrosa historia de Dios usando a un joven inmigrante es demasiado larga para describirla en este breve ensayo, pero permítanme compartir algunos de los aspectos más destacados del amor de Dios por mí cuando me usó para servirle.

Como Director Ejecutivo de SCORR, pude convencer al Sínodo de que estableciera el Panel de Asesores Multiétnicos para que se sentara en la sala del Sínodo y permitiera que las voces de nuestros miembros minoritarios de la ICRAN fueran escuchadas durante las Sesiones sinodales. Esta fue la manera en que Dios evitó el viejo pensamiento de que sólo los ancianos de las iglesias establecidas son lo suficientemente sabios para dirigir su Iglesia. Esta decisión pionera allanó el camino para que las mujeres asesoras se sentasen en el pleno del Sínodo y, poco después, el Sínodo aprobó que se sentase un panel de consejeros jóvenes en el pleno del Sínodo. Alabado sea Dios porque nuestra representación sinodal refleja más la belleza de los hijos de Dios, con el reconocimiento de que la ICRAN debe seguir creciendo para abrazar la naturaleza inclusiva de Dios.

Como propietario de un negocio, Dios me ha proporcionado una plataforma para hablar sobre la importancia de utilizar a todas las personas cuyos talentos dados por Dios son necesarios para sostener una economía global. El abuso y la falta de respeto de nuestra nación hacia las personas de color que han sido creadas a imagen de Dios, ha sido y sigue siendo el pecado que la Iglesia debe abordar. Ignorar este pecado del pueblo de Dios será la perdición de nuestra nación y de su Iglesia.

Usando el regalo de Dios de mis negocios, Eastern Floral y el Centro Goei, continuaré cumpliendo el llamado que se encuentra en Miqueas 6:8. Me siento verdaderamente humilde de que Dios me haya proporcionado los recursos para establecer programas como el Centro Internacional para la excelencia empresarial, que se centra en el crecimiento de Mujeres y Minorías Empresarias.

Gracias a la influencia de Dios, mi trabajo en torno a la justicia racial y a la equidad ha sido reconocido por mis pares de la comunidad empresarial. Estos premios han sacado a la luz la oscuridad del racismo y la exclusión en nuestra comunidad empresarial, que ahora se está abordando con mayor intencionalidad.

Hay muchos versículos de la Biblia que me guían en mi vida y en mi servicio a Dios. Los dos versículos principales en los que me centro en mi trabajo se encuentran en Apocalipsis 5:9-10 y Apocalipsis 7:9-10. Ya sea en nuestro trabajo, en nuestra iglesia, en nuestras ciudades o en nuestra nación, debemos seguir las instrucciones que se encuentran en el Padre Nuestro de Jesús, "... Venga tu reino, hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo."

 

Posted in:

The Network hosts user-submitted content.
Posts don't necessarily imply CRCNA endorsement, but must comply with our community guidelines.

Let's Discuss…

We love your comments! Thanks for your help upholding the Community Guidelines to make this an encouraging and respectful community for everyone.