Campeones de la Justicia - Michelle Loyd-Paige

  6 views

Para celebrar los 50 años de la Oficina de Relaciones Raciales (ORR), estamos presentando las historias de personas de la ICR que han demostrado activamente su pasión por las congregaciones multiculturales y su compromiso con el antirracismo. Llamamos a estas personas que han  estado ejemplificando estos ideales, "Campeones de la Justicia". Estos “Campeones” son los nominados para el premio Dante Venegas que se presentará en Inspire 2022 en Chicago el próximo agosto.

Estamos orgullosos de presentar a Michelle Loyd-Paige como una de estas nominadas.

Aquí hay un poco más sobre Michelle y su trabajo:

Michelle Loyd-Paige, PhD, es la Asociada Ejecutiva del Presidente para la Diversidad y la Inclusión (EAPDI) y tiene un nombramiento de Profesora de Sociología en la Universidad de Calvin en Grand Rapids, Michigan. Loyd-Paige es ex alumna de Calvin y obtuvo su doctorado en la Universidad de Purdue. Antes de convertirse en el EAPDI, Loyd-Paige fue miembro del cuerpo docente, presidenta del departamento de Sociología y Trabajo Social, y decana de Asuntos Multiculturales.

En 2015, Loyd-Paige recibió el premio Floyd Skinner Justice Award. En 2017, Michelle fue reconocida como Mujer de Logro de Calvin por los Premios Tributo de la YWCA Grand Rapids.Michelle a menudo es solicitada como consultora y conferencista sobre temas de diversidad e inclusión. Michelle se unió al Podcast de Antioquía como colaboradora habitual en 2019. Es miembro de Maple Avenue Ministries en Holland, Michigan. Vive en Muskegon Heights, Michigan con su esposo de treinta y siete años.

Los pensamientos de Michelle sobre su trabajo de antirracismo:

“Recientemente, alguien preguntó cuánto tiempo había estado involucrada en el trabajo de diversidad. Mi respuesta irónica, "bueno, he sido negra toda mi vida, así que supongo que poco más de sesenta años". Esa no era la respuesta que ellos esperaban, pero es mi realidad. Nací dos años después del boicot de autobuses de Montgomery. Mi infancia, adolescencia y vida adulta es una narrativa de vivir con al menos dos tiros al blanco dibujados en mi espalda: negra y mujer. Son muchas las historias que podría contar sobre microagresiones, discriminación flagrante, luchas con la identidad racial y la autoestima, y ​​cómo desempacar el racismo sistémico. Las cicatrices que tengo muestran que no me he quedado al margen.

No voy a mentirles, pero ha habido momentos y temporadas en los que sentí que el trabajo era demasiado duro y emocionalmente demasiado doloroso. Y entonces mi pasaje favorito venía a mi mente: “Recuerda que ando errante y afligido, que estoy saturado de hiel y amargura. Siempre tengo esto presente, y por eso me deprimo. Pero algo más me viene a la memoria, lo cual me llena de esperanza: El gran amor del Señor nunca se acaba, y su compasión jamás se agota. Cada mañana se renuevan sus bondades; ¡muy grande es su fidelidad! Por tanto, digo: ‘El Señor es todo lo que tengo. ¡En él esperaré!’”. (Lamentaciones 3: 19-24)
 
En mi espera en el Señor, he encontrado el valor y la confianza para luchar por la justicia dentro de cada esfera de mi influencia. He desarrollado recursos para mi universidad y otras organizaciones. Otras organizaciones me han pedido que sea consultora. He sido mentor de otros profesionales de la diversidad. Comparto mis ideas en un podcast y aun así hay mucho trabajo por hacer.

El trabajo que hago no es solo un trabajo, es un llamado, uno que se refleja en mi declaración de visión personal. “Mi aspiración en la vida es ser un reflejo de Cristo, caminar fielmente con Dios y ser guiada por el Espíritu Santo. Cuando mis días terminen, quiero escuchar a mi Dios decir: "Bien hecho, buen siervo y fiel".

Esto requiere abrazar y representar plenamente el llamado de Dios en mi vida para: Predicar las buenas nuevas del Evangelio y hablar una palabra a su debido tiempo a los que están cansados. Amar a mi esposo, a mis hijos (incluidos mis yernos y nueras) y a mis nietos incondicionalmente y apoyar a mi familia y amigos de manera significativa y tangible. Abogar por la justicia y la equidad en respuesta al racismo y el sexismo; Promover una dieta basada en plantas como parte de una vida saludable, especialmente entre los afroamericanos. Construir puentes a través de la brecha racial, tanto personal como estructuralmente. Crear capacidad en las organizaciones religiosas dando mi tiempo, talento y tesoro.

Todo esto requiere que diariamente tome mi cruz y me convierta en testigo, agente y evidencia del amor, la gracia y la reconciliación de Dios con todas las cosas. Y haré todo esto mientras construyo una reputación de integridad, autenticidad y alegría en mi vida espiritual, personal y vocacional.”

Posted in:

The Network hosts user-submitted content.
Posts don't necessarily imply CRCNA endorsement, but must comply with our community guidelines.

Let's Discuss…

We love your comments! Thanks for your help upholding the Community Guidelines to make this an encouraging and respectful community for everyone.