Campeones de la Justicia - Donna Molegraff

  6 views

Para celebrar los 50 años de la Oficina de Relaciones Raciales (ORR), estamos presentando las historias de personas de la ICR que han demostrado activamente su pasión por las congregaciones multiculturales y su compromiso con el antirracismo. Llamamos a estas personas que han  estado ejemplificando estos ideales, "Campeones de la Justicia". Estos “Campeones” son los nominados para el premio Dante Venegas que se presentará en Inspire 2022 en Chicago el próximo agosto.

Estamos orgullosos de presentar a Donna Molegraff como una de estas nominadas.

Aquí hay un poco más sobre Donna y su trabajo:

Donna y su esposo John han sido miembros de New Life Christian Reformed Church en Spring, Texas desde 1980. Tienen tres hijos, siete nietos y dos bisnietos. Donna se desempeña como directora ejecutiva de la Asociación Comunitaria de Old Town Spring Heights, un grupo de iglesias que difieren en etnicidad, cultura y denominación, que se organizó en 2006 para servir a la comunidad de Spring. Trabajó en New Life durante más de 20 años y estuvo involucrada en la formación de la Asociación Comunitaria de Old Town Spring Heights.

También fue administradora de una gran iglesia afroamericana en The Woodlands TX durante ocho años. Como administradora con un profundo amor por las personas, este trabajo está cerca de su corazón. Construir relaciones a través de conversaciones profundas la ha ayudado a comprender mejor las diferencias de perspectiva. Sus dones administrativos, su amor por las personas y compromiso con la identidad dada que Dios le ha dado a todos la convierten en una campeona del antirracismo.

Los pensamientos de Donna sobre su trabajo de defensa del antirracismo:

“La comunidad de Old Town Spring Heights (anteriormente conocida como “La gente de color del otro lado de las vías”) está situada a un par de kilómetros de nuestra iglesia. Nuestro pastor en ese momento, John Medendorp, oyó hablar de ella porque había jóvenes de nuestra propia iglesia  que la conocían como un lugar para comprar drogas. Mientras caminaba por la comunidad, conoció a un pastor que compartía su visión de la transformación de la comunidad, y así nació la idea de nuestra organización. Nos unimos a la iglesia del Dios Vivo, a iglesia Metodista, a la iglesia Bautista, a la iglesia Bíblica de la Comunidad y a la Bautista Misionera para formar nuestro ministerio.

Esta comunidad había sido visitada por iglesias/grupos blancos bien intencionados en el pasado que vendían a corto plazo con la actitud de “vamos a arreglarlos”, por lo que los residentes se mostraron recelosos al principio.  Fuímos con el objetivo a largo plazo de establecer relaciones. Compramos un remolque para barbacoas y comenzamos a celebrar un “Día en el parque” cada mes, invitando a los miembros de la iglesia y a los residentes a una comida gratuita y algunos juegos y entretenimiento. A medida que pasaba el tiempo, empezaron a venir más y más personas.

Empezamos a escuchar sus historias y sus necesidades sentidas. Una de las primeras necesidades que identificaron fue la necesidad de alumbrado público, así que el primer gran proyecto fue la instalación de 47 faroles. Pedimos a los residentes que donaran una pequeña cantidad mensual para ayudar a financiarlos. A medida que trabajábamos en diferentes proyectos con ellos, los residentes comenzaron a sentirse orgullosos de su comunidad.

Otro proyecto importante en el que llevamos trabajando durante varios años es la restauración del cementerio de la comunidad, que hemos designado como Cementerio Histórico de Texas.

Las cosas que hacemos regularmente son:
• Reuniones mensuales de la comunidad.
• Servicios de adoración de la comunidad en las diferentes iglesias.
• Domingos de intercambio de pastores entre las iglesias miembros.
• Eventos de hermandad y día de limpieza de la comunidad.
• Proyectos de trabajo en las casas de los residentes.

Hace varios años organizamos algunos almuerzos para las mujeres mayores de la comunidad para escuchar sus historias y reunir información histórica. Uno de los ejercicios que hizo la facilitadora fue sostener fotos de varios eventos de la historia negra para obtener las primeras reacciones de las mujeres. Cuando levantó una foto  del presidente Obama, hubo lágrimas en los ojos de muchos alrededor de la mesa y empecé a interiorizar plenamente lo que significaba para ellas que uno de los suyos fuera presidente. Sigue siendo un privilegio para mí ser invitada a las vidas de mis amigos afroamericanos y aprender de ellos”.

Posted in:

The Network hosts user-submitted content.
Posts don't necessarily imply CRCNA endorsement, but must comply with our community guidelines.

Let's Discuss…

We love your comments! Thanks for your help upholding the Community Guidelines to make this an encouraging and respectful community for everyone.